Best bookmaker bet365 Bonus

Menu

la verdad os hara libres

6. ¿Dos avivamientos?

Durante los últimos años, el movimiento conocido como "la bendición de Toronto" ha barrido muchas iglesias, particularmente en las naciones occidentales. Este movimiento trajo algunas manifestaciones espirituales bastante "extrañas" y causó bastante controversia

Durante los últimos años, el movimiento conocido como "la bendición de Toronto" ha barrido muchas iglesias, particularmente en las naciones occidentales. Este movimiento trajo algunas manifestaciones espirituales bastante "extrañas" y causó bastante controversia. El propósito de este capítulo es examinar los hechos, y los datos históricos relacionados con este asunto. Yo he estudiado la historia de avivamientos y reformas por más de doce años, y espero que esto me ayude a dar una perspectiva informada.

La Iglesia Vineyard del Aeropuerto de Toronto (de donde se originó la "bendición de Toronto") fue expulsada del movimiento Vineyard internacional en diciembre de 1995. Antes de esta expulsión, John Wimber y la Asociación Vineyard habían advertido la iglesia repetidamente durante doce meses.

Habiendo visto los fenómenos de "Toronto" yo mismo, y habiendo hablado con muchas personas que los experimentaron, desde el inicio me sentí profundamente perturbado por lo que vi y oí. Pero es tiempo ahora para ver qué es lo que la historia dice acerca de tales fenómenos.

Durante la historia no solamente hubo muchos avivamientos genuinos; hubo también muchos movimientos "falsificados", y varios de ellos siguen existiendo en la forma de sectas seudo-cristianas. Incluso algunos de los avivamientos genuinos más poderosos han sido infiltrados (o incluso "robados") por el diablo, inundándolos con excesos y con manifestaciones demoniacas. Muchos de los grandes predicadores de avivamiento se enfrentaron regularmente con tales falsificaciones, y escribieron advertencias contra ellas. John Wesley dijo: "Al inicio, el avivamiento es genuino y puro; pero después de algunas semanas, estén atentos a las falsificaciones." Estas manifestaciones falsas o demoniacas a menudo seguían un patrón muy particular. Y estoy alarmado al ver que a menudo eran muy parecidas a "Toronto".

Lo siguiente es un extracto de un libro antiguo por T.W.Caskey, que describe las grandes reuniones religiosas en los estados sureños de los Estados Unidos, al principio del siglo XIX: "Algunos se cayeron y estaban echados por horas... A veces, por alguna acción nerviosa inexplicable, la congregación entera cayó en convulsiones de risa, y nadie pudo controlarlo. A veces, la excitación nerviosa hizo que los músculos empezaran a contraerse y a saltar con una velocidad espantosa ... esto también fue incontrolable. Cuando alguien empezó a reirse, danzar, gritar o saltar, le fue imposible parar hasta que se quebrantó exhausto..." - El autor sigue relatando como finalmente algunos predicadores empezaron a cuestionar si esto era realmente la obra del Espíritu Santo. La gente empezó a "escudriñar las Escrituras" y a "examinar los espíritus" mucho más, y entonces estas manifestaciones "extrañas" desaparecieron poco a poco.

Otro historiador describe las grandes "reuniones de campamentos" del siglo XVIII (particularmente en Kentucky), y dice que las multitudes a menudo "entraron en trance, se revolcaron en el suelo e incluso ladraron como perros". - Tales falsificaciones y excesos a menudo lograban entrar hacia el final de un avivamiento verdadero, cuando el diablo intentó entrar para destruir o desacreditarlo. Esto es lo que sucedió con el avivamiento de Gales en 1904, como se ve en el libro "Guerra contra los santos", por Jessie Penn-Lewis y Evan Roberts. Este libro probablemente le da demasiado énfasis al diablo, pero describe muchas manifestaciones falsas muy similares a lo que vemos hoy. - Estas falsificaciones han sido examinadas también en "El hombre espiritual", por Watchman Nee.

Varios escritores a favor de "Toronto" dijeron que los líderes de avivamientos antiguos, como Wesley, Finney y Jonatán Edwards, estarían muy contentos con tales manifestaciones. Esto es lejos de la verdad. Yo he estudiado las vidas de estos hombres, y todos ellos eran en primer lugar predicadores de ARREPENTIMIENTO, y tenían muchas sospechas hacia manifestaciones "extrañas". Cuando las personas se caían en sus reuniones, fue casi siempre bajo una desesperación tremenda y CONVICCIÓN DEL PECADO. Esto es muy diferente de Toronto.

John Wesley escribió acerca de una ocasión particular: "Dios permitió a satanás darles una lección. Ambos hombres fueron arrebatados de la misma manera como los demás, y se rieron sin querer y sin poder pararlo. Así continuaron por dos días, siendo un espectáculo ante todos; y entonces, cuando se hizo oración por ellos, fueron liberados en un instante."
Charles Finney escribió acerca de los peligros de simplemente "rendirse" a impulsos o impresiones extraños: "El Espíritu de Dios guía a los hombres por medio de la inteligencia, no por simples impresiones. ... Conocí algunos casos donde las personas hicieron el ridículo y perjudicaron mucho sus almas, y la causa de Dios, al rendirse de manera fanática a sus impresiones."
Y Jonatán Edwards escribió acerca de las trances supuestamente "celestiales" que ocurrieron en su congregación, bajo el ministerio de un predicador invitado, Samuel Buelle: "Pero cuando la gente fue levantada a esta altura, satanás se aprovechó, y en muchos casos su interposición fue muy evidente; y mucha precaución y pena fue necesaria para impedir que la gente se volviera loca."
Frank Bartleman (del avivamiento de la Calle Azusa en 1906) dijo: "Muchos están dispuestos a buscar poder de cualquier 'batería' que pueden encontrar, para hacer milagros... Un verdadero 'Pentecostés' producirá una poderosa convicción del pecado y un regreso a Dios. Las manifestaciones falsas producen solamente excitación y asombro... Cualquier obra que exalta al Espíritu Santo o Sus dones por encima de Jesús, terminará en el fanatismo."
¿Suena esto como si estos hombres hayan dado la bienvenida a manifestaciones "extrañas"? ¡Seguramente no! Ellos sabían discernir entre lo que era de Dios y lo que no lo era.

En 1995, el conocido maestro bíblico Derek Prince publicó un cassete en el cual hizo algunas declaraciones muy fuertes acerca de ciertos aspectos del movimiento de Toronto. Como él, yo diría categóricamente que cuando humanos manifiestan ruidos de animales o comportamiento animal, que esto no es de Dios sino del diablo. (El describió en el cassete como él había visto muchas de estas manifestaciones animales durante rituales demoniacos en Africa.)
¿Y qué de las distorsiones físicas y los "saltos" o contracciones que también han sido asociados con el movimiento de Toronto? ¿Es Dios quien desea distorsionar los cuerpos de Su pueblo, de manera que se vean como pacientes de parálisis cerebral, epilepsia, o la enfermedad de Parkinson? (Contracciones repetidas se ven también en muchos hospitales psiquiátricos; pregunte a cualquier enfermera de psiquiatría.)

Me preocupan también las muchas similitudes exactas entre la experiencia de Toronto y las manifestaciones demoniacas que se encuentran en el movimiento de la Nueva Era y muchas religiones paganas. Algunos gurúes de la India, como Bagwhan Shree Rajneesh y Ramakrishna, tenían el poder de llevar a sus seguidores a una sensación de delicia al solo tocarles. En el caso de Ramakrishna, este estado podía durar de unos minutos hasta varios días, y a menudo fue acompañado por una risa o un llanto incontrolables. El Swami Baba Muktananda también tenía este poder, y según uno de sus ex-seguidores, producía manifestaciones como reirse, rugir, ladrar, llorar, temblar, etc. Algunos de sus seguidores se volvieron mudos o inconscientes, y muchos fueron invadidos por sentimientos de un tremendo gozo, paz y amor.

Todas estas experiencias fueron el resultado del "rendirse" al poder que obraba a través de estos gurúes. ¿Es casualidad que estas manifestaciones son casi idénticas a las de Toronto? ¿Podrían estar los mismos espíritus obrando?

Para mí no hay duda de que un espíritu extraño ha andado suelto en muchas iglesias por un tiempo considerable. Las manifestaciones que hemos examinado, no pertenecen al verdadero cristianismo y nunca fueron parte de él.
Muchos cristianos al parecer piensan que si reciben su enseñanza en el local de una iglesia, entonces no pueden ser engañados. Pero esto no es bíblico. Las manifestaciones de Toronto no se encuentran en la Biblia; pero sí se encuentran en el movimiento de la Nueva Era. Personalmente me asombré de que un tal movimiento pudiera barrer las iglesias tan fácilmente. Seguramente, si estos son los "últimos días" - los días de "grandes engaños" y "señales y milagros mentirosos" -, entonces deberíamos tener un poco más cuidado acerca de lo que introducimos en la iglesia de Dios.

Yo creo que todo este asunto de "Toronto" ha sido un fuerte "examen" que Dios permitió en Su iglesia. ... Muchos cristianos involucrados con "Toronto" asumieron que "debía ser de Dios" porque a menudo resulta en "sanidad interior" y otras experiencias espirituales. Pero esta no es una prueba definitiva de que el movimiento es de Dios. El diablo se especializa en producir experiencias casi idénticas en grupos ocultistas y de la Nueva Era. Parece que para él es fácil falsificar tales experiencias cuando le damos la oportunidad. Como dice la Biblia, el diablo puede incluso disfrazarse como "ángel de luz" para engañar a los cristianos. (2 Cor.11:14)

Uno de los aspectos más peligrosos de Toronto fue el énfasis en "apagar la mente", rendirse al espíritu que está obrando sin reflexionar, etc. Esta misma práctica se usa para que los seguidores de la Nueva Era se abran a la influencia demoniaca. Es la práctica más peligrosa y más fatal que jamás se ha enseñado a cristianos. Es algo que nos abre directamente para la influencia de satanás.

La Biblia aclara que muchos espíritus de demonios pueden disfrazarse como "Espíritu Santo". Por eso Juan escribió: "Amados, no crean a cada espíritu, sino examinen los espíritus para ver si son de Dios" (1 Juan 4:1). No estoy de acuerdo con la idea de "dar órdenes" al Espíritu Santo, o de proclamar "Ven, Espíritu Santo". Esto nos puede llevar al engaño. Pero la idea de "apagar la mente" y rendirse a cualquier impulso que viene, es seguramente la enseñanza más peligrosa de todas.

Jessie Penn-Lewis escribió: "... estos demonios rodean el alma, y hacen sugerencias extrañas a la mente, de algo raro, o desconocido, o contrario al sentido común y gusto decente. Ellos hacen estas sugerencias bajo la profesión de ser el Espíritu Santo. Ellos incentivan las emociones y producen una alegría ficticia, que es simplemente su cebo para poder entrar en algún rincón del alma..." - También dice: "El concepto falso de 'rendirse', como entregar el cuerpo a un poder sobrenatural, mientras la mente deja de actuar, es la SUPREMA SUTILEZA DEL ENEMIGO."

... Los profetas e intercesores en Nueva Zelandia recibieron varios sueños y visiones acerca del movimiento de Toronto. Muchos meses antes de que siquiera se escuchara la expresión "bendición de Toronto", un hombre en Auckland vio en un sueño que iba a haber DOS avivamientos. (Este es el mismo hombre que recibió también la visión abierta acerca de la Novia de Cristo que describí en el capítulo 1.)
En este sueño, él se encontró en un auditorio grande lleno de gente. Muchos de los que estaban adelante (especialmente los que se veían "espiritualmente gordos"), CAÍAN RIÉNDOSE Y LLORANDO, etc. Las palabras que escuchó para describir esto, fueron: "AVIVAMIENTO DE LAODICEA." - El fue entonces llevado para sentarse con la "gente pequeña" en el auditorio, los que no habían sido involucrados en las caídas y las risas etc. (Aunque algunos habían experimentado un poquito de ello.) Esta "gente pequeña" fue constantemente llevada más lejos de este escenario de "Laodicea", hasta que hubo un abismo tremendo entre ellos y la "fiesta" al frente del auditorio. Entonces, miles de jóvenes aparecieron alrededor de ellos y empezaron a ministrarles en el nombre del Señor Jesucristo. El profeta supo que este fue el comienzo del avivamiento verdadero.

Yo creo que en muchos aspectos, la experiencia de Toronto fue el engaño perfecto para la iglesia de Laodicea: No costaba nada, era "al instante" y conveniente, proveía "bendiciones espirituales" y experiencias; y todo esto sin la necesidad de convicción del pecado, arrepentimiento profundo y "tomar su cruz". Además, proveía algunas "señales" nuevas para que la iglesia decaída pudiera decir que "todo está bien".

En el corazón de toda esta controversia está el asunto del verdadero carácter de Dios. Es obvio que tenemos que decidirnos entre dos "Dioses" aquí.

La versión Toronto de "Dios" es alguien que existe para dar "toques" y sensaciones físicas a su pueblo, y para festejar con ellos, de una manera que ellos dejen atrás todas sus restricciones y hagan cosas necias que normalmente no harían. Aunque algunos de estos "toques" parezcan feos o espantosos (similares a desórdenes mentales), "dejemos nuestra mente fuera, relajémonos y disfrutemos". Esta es la esencia de la idea de Laodicea acerca de Dios: un "Dios" fabricado en nuestra propia imagen y para nuestra propia conveniencia. Amor sin responsabilidad, y misericordia sin juicio. Un "papá Noel" permisivo, perfecto para nuestra época superficial y amante de los placeres.

Por el otro lado está el Dios de la Biblia. Sí, El es un Dios de amor, pero también de justicia y juicio. Sí, El es un Dios de misericordia, pero también de guerra y venganza, esperando pacientemente la hora cuando Sus enemigos serán entregados en Sus manos, para echarlos para siempre al infierno. Sí, El es un Dios de libertad, pero El es también un Dios celoso, que visita los pecados de los padres sobre la tercera y cuarta generación de los que le aborrecen. Sí, El es un Dios de compasión, pero también de majestad gloriosa y de poder. Y sobre todo, El es un Dios de SANTIDAD, que ODIA EL PECADO tanto que El creó un lago de fuego para echar allá a todos los que siguen el pecado. Y El es un Dios que de ninguna manera puede ser representado con un comportamiento animal, la estupidez de borrachos, una risa loca, o movimientos de epilépticos y paralíticos.

Por tanto, Toronto fue un buen "examen" para la iglesia de Laodicea. Fue un examen para ver quiénes realmente "conocen a su Dios". ¿Y cómo se sentirá Dios acerca de los miles de cristianos alrededor del mundo que decidieron rendirse a un "Dios" falso y un espíritu falso - que no le conocieron lo suficiente para reconocer la diferencia? La iglesia tibia es propensa a caer en todo engaño del enemigo.

Muchas de las parábolas de Jesús acerca de los últimos días, hablan de que el pueblo de Dios será "zarandeado" y "separado". (Por ejemplo la parábola del trigo y la cizaña, o de las diez vírgenes, etc.) ¿No podría ser que Dios estará usando algo como este último engaño, para comenzar el zarandeo y la separación entre Su pueblo? La Biblia dice que el jucio comenzará "con la casa de Dios" (1 Pedro 4:17). La palabra griega para "juicio" significa "separar" o "categorizar". La gente será separada en dos grupos distintos: "ovejas y cabras", o "trigo y cizaña".

En 1995, una intercesora en Nueva Zelandia vio una visión en relación a esto (y ella cree que de alguna manera tiene que ver con los efectos de "Toronto"). Ella vio como se partieron las aguas, como Moisés partió el mar. Las palabras que describieron la visión, eran: "DOS IGLESIAS". En otras palabras, ella vio la división de la iglesia actual en dos "iglesias" o movimientos completamente distintos. Por algún tiempo, mientras la distancia entre los dos lados estaba todavía pequeña, los cristianos podían todavía saltar de un lado al otro. Pero mientras la distancia aumentaba, fue más difícil pasar, y al fin la gente podía llegar al otro lado solamente saltando al abismo entre los dos "acantilados" de agua, y ser jalados por la gente al otro lado.

A través de toda la historia de la iglesia, los nuevos movimientos de Dios a menudo trajeron una "división" y separación entre el pueblo de Dios. Mientras algunos cristianos decidieron seguir el verdadero movimiento de Dios, otros se opusieron. Y en los últimos días, esta "separación" será mucho más definitiva y completa que antes. Realmente el tiempo ha llegado para que el juicio comience "en la casa de Dios".

Con todo lo que dije acerca de Toronto, no quiero dar la impresión de que me opongo a toda manifestación espiritual "poco usual". Dios mismo a menudo hace cosas poco usuales en avivamientos. Pero hay un cierto "carácter" que pone su sello sobre las manifestaciones genuinas de Dios. Por ejemplo, una tremenda convicción (que es muy común en un avivamiento), a menudo producirá una desesperación tremenda sobre el pecado (llanto, lamento, etc.), un "temblor" por temor a Dios, personas que caen postrados sobre su rostro ante Dios, etc. Al mismo tiempo, aquellos que ya recibieron el perdón y la purificación de Dios, serán llenos de un gozo y una alabanza indescriptibles hacia Dios. Yo creo que esto producirá incluso "danzas en las calles" (como David danzó ante el Señor "con todas sus fuerzas") en el avivamiento venidero. Esto puede sonar extraño para algunos; pero esta clase de alabanza santa, pura y exuberante es muy común en tiempos de verdadero avivamiento.

Pero todo esto es muy diferente de la extraña manera de "liberarse de todas las restricciones", que últimamente se ha visto en muchas iglesias. Es posible tener un gozo y una alabanza que es exuberante y demostrativa, y aun así se mantiene santa y pura. Esta es alabanza que DA a Dios, en vez de esperar toques o bendiciones DE El. Es un "sacrificio" para Dios. Este es un principio muy importante.

Si el emocionalismo, los excesos o las falsificaciones empiezan a abundar en el avivamiento venidero, entonces los líderes tendrán que dar una corrección clara. Un genuino derramamiento del Espíritu Santo producirá "tristeza según Dios", un temor santo, y gran gozo. También traerá todos los dones del Espíritu de vuelta a la vida diaria cristiana: sanidades, milagros, liberación, palabra de conocimiento, lenguas, interpretación, profecía, etc. Es probable que también algunas personas realmente "se caerán bajo el poder de Dios" (aunque no deberíamos "buscar" tales experiencias), y que habrá visiones, sueños, visitaciones de ángeles, "señales en los cielos", etc. - Pero muchas de estas cosas pueden ser falsificadas por el diablo, y por eso será importante tener líderes sabios y con discernimiento, que sabrán cómo corregirlo si las cosas se desvían. El énfasis de este avivamiento será en pureza, santidad y evangelización, no en buscar "experiencias". Y todo será centrado en Jesucristo. Pero por el otro lado, las falsificaciones del diablo no deberían infundirnos un temor ante cualquier manifestación poco usual, porque así podríamos rechazar también lo que Dios está haciendo.

EL MOVIMIENTO PROFÉTICO EN CRISIS

Alrededor del mundo entero, durante los últimos quince años, Dios ha estado hablando a Su pueblo acerca de un gran "sacudón", cambio y avivamiento que vendrán. En los Estados Unidos en particular, esto llevó a la formación de lo que es conocido como el "movimiento profético". En muchas formas, este movimiento ha hecho un buen trabajo al informar a los cristianos acerca del avivamiento venidero. Pero varios aspectos de este movimiento me han perturbado y decepcionado. Por ejemplo, muchos de ellos no han tomado en serio el mensaje del "sacudón" y del juicio de Dios, o lo han diluido mucho. Esto dejó a la gente llena de expectativa de una "cosecha" espectacular, pero no están preparados para el gran "sacudón" y la Reforma de la iglesia que tienen que suceder primero.

Es significativo que muchos de los que recibieron este mensaje "profético", fueron entre los primeros que cayeron en el engaño de Toronto. Muchos creyeron que de alguna manera era una "preparación" para el gran avivamiento venidero. El movimiento profético tiene mucha culpa de esto. Cada profeta está puesto por Dios para ser un "atalaya sobre los muros", para discernir y advertir a voz alta acerca de cada avance del enemigo. El movimiento profético actual falló en esto; e incluso dieron la impresión de que en su mayoría ellos apoyaban "Toronto". Las advertencias que dieron, fueron tan suaves e imprecisas que no tenían ningún impacto. ¿Acaso es para esto que Dios levanta profetas?

Tristemente, yo creo que muy poco del movimiento profético americano sobrevivirá el sacudón que vendrá. Yo creo que muchos de los profetas actuales se encuentran en la posición de "Jonatán". Ellos se encuentran indecisos entre su reputación y posición en el orden presente, y su deseo de ser parte del "reino venidero de David". Tienen un pie en cada campo. Esta es una posición muy peligrosa. Recuerda, Jonatán se quedó con Saúl hasta que fue demasiado tarde, y al fin cayó bajo el mismo juicio como Saúl.

Desde el principio de este libro, he aclarado mi convicción de que la iglesia de "Laodicea" no tendrá ninguna parte en el movimiento venidero de Dios. Solo un "remanente" que saldrá de Laodicea, entrará en un verdadero avivamiento y cosechará. Ya hemos visto como las parábolas de Jesús acerca de los últimos días, y la historia de las reformas y avivamientos, encajan en este panorama. Yo creo que el zarandeo y la separación ya han comenzado. Dios comenzó a "examinar" y dividir Su iglesia.

LOS "TIEMPOS DEL FIN"

Yo no soy de aquellos que creen que la iglesia triunfante "conquistará" la tierra para entregarla como una regalo bien empaquetado a Jesús cuando El regrese. Pero sí creo que los ministerios de "Elías" tienen que venir primero y "restaurar todas las cosas", como Jesús mismo dijo (Mat.17:11; vea también Hechos 3:21). Estos Elías de Dios "volverán el corazón de los padres hacia los hijos, y los corazones de los hijos hacia los padres", antes que venga gran día espantoso del Señor (Mal.4:5-6).

También creo que, como dicen las Escrituras, Jesús NO PUEDE volver hasta que Sus enemigos sean "puestos por estrado de Sus pies" o puestos "debajo de Sus pies" (Hebr.10:12-13, Hechos 2:33-36). Pero yo creo que este período de victoria y "restauración de todas las cosas" por los siervos de Dios, no será el final de lo que ocurrirá. Más bien creo que todo esto sucederá inmediatamente antes de lo que la Biblia llama la "Gran tribulación".

Esta es mi perspectiva acerca de los últimos días: Claramente, el primer "escenario" del juicio de Dios es la iglesia. Las Escrituras dicen que un tiempo de gran "sacudimiento" y pruebas, de grandes engaños, apostasía, y "zarandeo", vendrá sobre la iglesia en los últimos tiempos. Yo creo que solo un "remanente", guiado por los ministerios de "Elías", traerán la última gran cosecha de almas. Este será el tiempo de la "restauración de todas las cosas" (incluido Israel) de la que habla la Biblia. Y a pesar de esta "cosecha" y victoria sobre los enemigos de Dios, será también un tiempo de conflictos, persecuciones y desastres naturales en aumento. Pero el movimiento de "Elías" tendrá la victoria. "Y ellos le vencieron (al diablo) por la sangre del Cordero, y por la palabra de su testimonio, Y NO AMARON SUS VIDAS HASTA LA MUERTE." (Apoc.12:11)

Al mismo tiempo, una guerra correspondiente será librada por los ángeles de Dios en el cielo, contra el diablo y sus demonios (Apoc.12:7-12). Yo creo que este será el comienzo de la "Gran Tribulación". Es posible que muchos de los ministerios "Elías" más importantes en ese momento ya habrán cumplido su tarea y habrán completamente desaparecido. Ahora, cuando el diablo será expulsado del cielo y atrapado en la tierra, el entero avivamiento será puesto a prueba, y los corazones de todos los habitantes de la tierra.

Lo que sucederá entonces, seguirá el mismo patrón como el juicio sobre la iglesia que sucedió antes. Grandes engaños sucederán, para "engañar, si fuera posible, a los mismos elegidos". Todo el mundo (incluidos a aquellos que fueron convertidos en el tiempo de la "cosecha") tendrá que decidirse entre el engaño seductor y el verdadero cristianismo. Solo aquellos que "vencen", o que "perseveran hasta el fin", serán salvos. Una persecución tremenda vendrá sobre todos aquellos que se nieguen a seguir el engaño. Estos serán días muy oscuros.

Yo creo que Dios no permitirá que este período dure mucho tiempo, porque de otra manera "nadie será salvo". Yo creo que entonces Jesús regresará en gran gloria, con todos Sus ángeles, para finalmente derrotar al diablo y sus ejércitos en Armagedón, y para echarlo al abismo. "Pero cuando el Hijo del hombre vendrá, ¿encontrará fe en la tierra?" (Luc.18:8) Este verso nos da una idea de cuán difundida y profunda será la influencia del diablo en aquel tiempo. - Después de Su regreso, por supuesto, Jesús y Sus santos gobernarán sobre la tierra por mil años. ¡Gloria a Dios!

Vivimos en tiempos asombrosos. Las Escrituras nos exhortan a estar "alertas" y "sobrios en la mente". Una de las tareas más importantes de los nuevos ministerios, será preparar a los nuevos convertidos para el gran engaño que vendrá sobre la tierra entera. (Es que estos ministerios podrían ya no estar funcionando cuando esto suceda.) Tendrán que asegurar que los convertidos tengan un CONOCIMIENTO INTIMO DE DIOS, para que puedan reconocer las falsificaciones.

Con esto he dado un breve panorama de lo que creo que será la secuencia de los eventos en estos últimos días. Según sé, esta secuencia no viola ninguno de los pasajes bíblicos sobre los últimos tiempos. Sin duda ganaremos más comprensión a menudo que el tiempo pasa y los eventos se desarrollarán delante de nuestros propios ojos (como ya está comenzando a suceder).

EN CONCLUSION

 Yo sé que algunos habrán encontrado partes de este libro bastante provocativo e incluso chocante. Pero no es mi intención forzar controversias o ofender a alguien. Simplemente intenté, con la mayor claridad posible, informar y advertir fielmente a todos los lectores acerca de los grandes peligros, y también las grandes oportunidades, del tiempo que viene. Si yo no hubiera expresado claramente lo que Dios nos estaba mostrando en Nueva Zelandia, yo creo que hubiera sido incumplido en cuanto a la tarea que Dios me dio.

Yo creo que estamos al comienzo del "sacudón" más grande, la Reforma más grande, y el avivamiento más grande en la historia de la iglesia. Para muchos cristianos, esta será la hora más excelente de la iglesia. Pero será también la hora del mayor peligro. Solo aquellos que "SE ATREVEN", vencerán. Muchos de los que parecían tener el potencial más grande, caerán en la valla final, o se acobardarán de ponerse decididamente del lado de Dios. Y el hecho de que no estés involucrado con "Toronto", no significa que por eso automáticamente entrarás al nuevo movimiento de Dios. Solo aquellos que verdaderamente fueron "avivados" ellos mismos, podrán ser parte de la cosecha venidera.

Quiero advertir a la gente "no-Toronto", que no tengan una mentalidad elitista; que no crean que simplemente por no haber caído en esto, ellos sean de los "pocos elegidos" de Dios. Este orgullo necio es igual de fatal como cualquier otro engaño. Solo aquellos que tengan un corazón verdaderamente humilde, tendrán un lugar en el movimiento venidero de Dios. ¡Hay más de una manera de perdérselo!

También quiero advertir a la gente "no-Toronto", que no reaccionen contra este engaño con legalismo, o con estar "en contra" de todo tipo de experiencia poco usual. Esto es exactamente lo que el diablo quiere, porque a él le gustan los extremos. Los legalistas sirven a un "Dios" estricto, severo, sin misericordia y sin gozo; y esto es igualmente fuera del equilibrio.

"Muchos de los que son primeros, serán últimos; y muchos que son últimos, serán primeros". Esto sucederá a cada nivel en este avivamiento (incluso en cuanto a la importancia de las NACIONES). Los "centros" espirituales y culturales actuales no deben asumir que seguirán siéndolo. Dios usará las cosas pequeñas y "necias" del mundo, para confundir y avergonzar a los de reputación y a los poderosos. Vendrán grandes cambios; el orden antiguo será derribado, y el nuevo será establecido por Dios.

Como responderemos a las oportunidades y los peligros de este tiempo, depende enteramente de nosotros mismos. Mi oración es que de alguna manera pequeña, este libro ayudará a advertir y preparar a todos los lectores para los grandes días venideros, para que muchos se hagan parte de lo que Dios hará. Su nombre será glorificado en el mundo entero. Y El invita a muchos de nosotros a ser parte de ello. ¿Serás tú uno de los que siguen Su llamado?

LECTURAS RECOMENDADAS:

"Por qué el avivamiento tarda", por Leonard Ravenhill.
"Calle Azusa", o "Otra ola de avivamiento", por Frank Bartleman.
La Autobiografía de Charles G.Finney.
"El general de Dios", por Richard Collier. (Vida de William Booth, El Ejército de Salvación)
"Avivamiento", por Winkie Pratney.
"En el día de Tu poder", por Arthur Wallis.
(Y muchos otros.)

No te olvides de dejar un comentario!

Leave a comment

Asegurese de ingresar la informacion marcado con (*) donde sea indicado. Si aún no ha valorado este estudio biblico, por favor regrese al final del estudio y valore colocando la cantidad de estrellas que usted crea necesario.
No se permite colocar codigo HTML.

back to top

The Best bookmaker bet365