Best bookmaker bet365 Bonus

Menu

la verdad os hara libres

5. El pecado de la rebelión

Algunos lectores pensarán que con mi discusión de la Reforma venidera, me he hecho culpable de incitar a la "rebelión contra la autoridad". Esto es lejos de la verdad. De hecho, como demostrará este capítulo, estoy celoso por apoyar a toda autoridad establecida por Dios.

Algunos lectores pensarán que con mi discusión de la Reforma venidera, me he hecho culpable de incitar a la "rebelión contra la autoridad". Esto es lejos de la verdad. De hecho, como demostrará este capítulo, estoy celoso por apoyar a toda autoridad establecida por Dios. Pero por causa de la situación actual tan seria, y de las fuertes advertencias proféticas que Dios ha dado alrededor del mundo, me fue necesario advertir fuertemente a los líderes actuales acerca de lo que Dios está diciendo. Yo solo deseo que las cosas fueran diferentes, y que no tuviera que decir muchas de las cosas que estoy diciendo.

Ningún líder de avivamiento buscaba la popularidad o el agrado de la gente. Ellos sabían cuando estar amables, pero nunca tenían miedo de "reprender y exhortar" con toda la autoridad dada por Dios cuando era necesario. Ellos eran líders fuertes, pero equilibrados; firmes, pero justos. Su amor por Dios y por las personas (¡en este orden!) les dio comprensión por las debilidades de las personas, pero a la vez significaba que nunca cedieron al diablo ni un centímetro. En nuestros días tenemos una necesidad desesperada de tales líderes, y será exactamente este tipo de liderazgo que se levantará en el avivamiento venidero.

Pero la mayoría de nosotros todavía tenemos que tratar con el sistema eclesiástico "antiguo", tal como existe en la actualidad. Y sin duda, muchos de nosotros estamos luchando con nuestra relación con este sistema presente. ¿Cuáles deben ser nuestras actitudes hacia los líderes actuales de las iglesias, en situaciones donde estamos involucrados personalmente? ¿Y cómo podemos reconocer las semillas de "rebelión" en nuestras corazones?

Al tratar con estos asuntos en mi propia vida, Dios me ha señalado la lección sobre "rebelión" que se encuentra en la historia de David. En este capítulo quiero echar una mirada fresca a la historia de David, Saúl y Jonatán, desde una perspectiva un poco nueva.

Sin duda te recordarás como el rey Saúl había caído en el compromiso con el mundo, la presunción, y la rebelión. El profeta Samuel dijo a Saúl que el reino sería quitado de él y dado a otro. Después, Samuel fue a ungir a David como nuevo rey. Pero hubo un tiempo de espera y preparación para David, antes que él pudo asumir el liderazgo de Israel.
Yo creo que esto corresponde exactamente a la situación presente. Yo creo que existe una "compañía de David" de líderes futuros de la Iglesia, a quienes Dios está preparando en secreto por muchos años, alrededor del mundo entero. (Estos serán los apóstoles y profetas etc. del nuevo movimiento de Dios.) Muchos de ellos ya saben quiénes son. Muchos de ellos ya recibieron su primera, o incluso su segunda unción (recuerda que David fue ungido TRES VECES antes de volverse líder de toda Israel), y ya están obrando en su llamado en cierto grado.

Ellos serán una compañía de personas PROFÉTICAS - personas a quienes Dios habló acerca de las cosas por venir. Tales personas a menudo tienen gran dificultad de encajar en el sistema presente, porque esencialmente fueron "diseñados" para la iglesia de mañana, no la de hoy. Ellos a menudo se sentarán como mal adaptados, y serán malentendidos, perseguidos y maltratados por las personas que se identifican fuertemente con el orden presente. A menudo, los poderes existentes les verán como una "amenaza".

Este fue el caso de David. Por años, la envidia y la ira de Saúl le obligaron a huir por su vida. Tuvo que esconderse en cuevas, en el desierto, e incluso entre los filisteos. ¡Cuán herido y solitario debe haberse sentido! El que había sido ungido como futuro rey, era ahora un desechado, perseguido, maltratado, calumniado... Y esto siguió así por años.

Pero ahora llegamos a la parte de la historia que se aplica al tema de nuestro capítulo. Saúl seguía siendo rey sobre Israel, aunque Dios ya le había rechazado. ¿Cuál fue la actitud de David hacia Saúl?
- David consideró a Saúl como "el ungido de Dios", y seguía respetándole y amándole profundamente. El no hizo ningún intento de arrebatarle el liderazgo. El estaba consciente del tiempo de Dios, y no intentó adelantarlo. Dos veces podría fácilmente haber matado a Saúl y tomado el reino; pero en lugar de ello decidió demostrar su amor y lealtad hacia Saúl. Cuando le llegó la noticia de que Saúl había muerto, David lloró e hizo duelo por él. El había mantenido la esperanza por Saúl, y le trató como el líder legítimo del pueblo de Dios, hasta el mismo día cuando Saúl murió.

Yo creo que todos los ministerios que actualmente obran en el mundo cristiano, encajan en una de las tres categorías: los "Saúles", los "Jonatanes", y los "Davides".

1. Los "Saúles"

Son aquellos líderes cristianos que se han alineado firmemente con el orden presente, con su compromiso con el mundo, su amor de las experiencias emocionales, su rechazo de la búsqueda de verdadera santidad, su amor de placeres más que de Dios, etc. Tristemente, estos líderes a menudo seguirán cualquier corriente nueva, mientras no les cueste demasiado, y mientras les ayude que la gente siga involucrada en su iglesia. (De allí la proliferación de tantos modelos y recetas para el crecimiento de la iglesia.) Pero aparte de esto, ellos defienden firmemente el estado actual. Estarían horrorizados ante la idea de una Reforma VERDADERA, y por eso se opondrán, y perseguirán, a cualquier "David" genuino que podrán identificar. Y cuando los nuevos ministerios de "David" se levantan en su iglesia, ellos intentarán de pisotearlos, dominarlos, o si esto no funciona, por lo menos limitar su influencia hasta donde pueden.

 Yo creo que Dios me encargó decir a los "Saúles" de hoy: Puesto que ustedes se han hecho "señores" de la iglesia en lugar de Jesús, Dios arrebatará el cetro real de vuestras manos. Y por causa del compromiso con el mundo, que se encontró en vuestras bocas por tanto tiempo, Dios les echará gran parte de la culpa del estado "tibio" de la Iglesia directamente a ustedes. Ustedes han sido rechazados por Dios, como inadecuados para guiar Su pueblo. "El reino será quitado de ustedes y dado a otros" (vea Mat.21:43, 1 Sam.15:22-23, 1 Sam.28:17 etc.). "Miren, escarnecedores, y maravíllense, y perezcan: porque yo haré una obra en vuestros días, una obra que ustedes no creerán, aunque alguien se lo declare" (Hechos 13:41).

El pecado que causó que Dios rechazare a Saúl, fue que después de vencer a los amalecitas, Saúl tomó lo mejor del ganado del enemigo como botín, en vez de matarlos todos como Dios había dicho. Menospreció la orden de Dios por agradar a los hombres; y esto es lo que Dios llama "rebelión" (1 Sam.15:23).

2. Los "Jonatanes"

Jonatán, el hijo de Saúl, tuvo una devoción tremenda y amor por David. Ellos eran como hermanos. Mientras Saúl intentaba matar a David, Jonatán hizo lo mejor que pudo para proteger a David y ayudarle. Creo que hay un buen número de líderes y ministerios hoy que son como Jonatán. Son definitivamente "amigos del avivamiento verdadero". Pero como Jonatán, están vacilando entre su lealtad hacia el "antiguo" orden existente, y su afinidad con los nuevos ministerios (los "Davides"). Ellos quieren ser parte del gran avivamiento que Dios enviará, pero están demasiado atados al sistema antiguo y los caminos antiguos, de manera que no pueden soltarlo. Esta es una posición muy peligrosa - de una manera muy real, igualmente peligrosa como la situación de Saúl. Aunque Jonatán fue amigo de David, EL MURIÓ EN LA MISMA BATALLA Y EN EL MISMO DÍA COMO SAÚL. Jonatán nunca llegó a ver realmente el nuevo movimiento de Dios (el reino de David). En esencia, EL SUFRIÓ EXACTAMENTE LA MISMA SUERTE COMO SAÚL.

 Es también significante que Jonatán era el "heredero", o sea, el futuro líder "obvio" cuando Saúl ya no iba a estar. Creo que muchos "Jonatanes" hoy están en la misma posición. Ellos son "obviamente" los líderes orientados hacia el avivamiento; los hombres que predican sobre avivamiento, profecía y oración, etc. - pero de una manera "aceptable". Muchos de ellos son realmente personas proféticas, pero encajan un poco demasiado bien en el sistema existente. Tienen una "reputación" a mantener en el sistema existente, y por eso nunca dirán algo demasiado "radical", y nunca se atreverán a causar un escándalo en la iglesia de "Laodicea". No son nada como "el hedor en la nariz de Saúl" que era David. Nadie se siente particularmente "amenazado" por su presencia.

Como dije, creo que actualmente hay un buen número de "Jonatanes" en el ministerio en el mundo entero. Ellos están en gran peligro, porque tienen cierta respetabilidad en el orden existente y se identifican con ello; y por eso nunca se podrían imaginar que Dios traerá juicio sobre estos mismos sistemas. Ellos aman a David y todo lo que él representa, pero no pueden soltar a Saúl. Muy dentro de sus corazones, todavía se aferran a una mezcla "aceptable" entre el orden existente y el "nuevo movimiento" de Dios. (Nunca habrá una tal mezcla.)

Los "Jonatanes" estarían muy felices si el nuevo vino podría de alguna manera acomodarse en los odres viejos. Ellos tienen un pie en el campamento de David y el otro en el campamento de Saúl. Y la terrible probabilidad es, cuando amanezca el día de la decisión, que por su mente dividida se encontrarán con Saúl, y no con David. Y esto será una tragedia. Cuando ellos fallan en ver las señales de que es tiempo de abandonar completamente a Saúl, y ponerse completamente del lado de David, entonces serán atrapados por el mismo juicio que caerá sobre Saúl. El lamento, "Cómo han caído los poderosos", se escuchará nuevamente en nuestros días.

Para darles una idea de lo que Dios ha estado diciendo a algunos de los profetas en Nueva Zelandia acerca de este peligro, lo siguiente es un sueño que uno de ellos recibió:

El se encontró en una gran casa vieja, que estaba decayendo. En esta casa se encontraron tubos conductores de gas que tenían fugas, de manera que la casa se estaba llenando de gas altamente inflamable. Un hombre y una mujer (¿los propietarios?) estaban también en la casa, y obviamente se dieron cuenta del peligro de una gran explosión de gas; sin embargo SE NEGARON A SALIR DE LA CASA . - De repente el profeta fue trasladado a un edificio completamente diferente, que se encontraba más alto que la casa vieja. Este edificio fue moderno, espacioso, al estilo de los 1990. El profeta se encontró en el balcón del cuarto piso, mirando la casa vieja; pero pronto sintió que debía entrar adentro a un lugar más seguro, porque LA CHISPA MÁS PEQUEÑA PRONTO IBA A CAUSAR UNA EXPLOSIÓN EN LA CASA VIEJA, QUE LA DESPEDAZARÍA LITERALMENTE. En este punto el sueño terminó.

Este sueño fue confirmado por otro profeta experimentado. El cree que el tiempo vendrá cuando los verdaderos profetas tendrán que advertir fuertemente a los que están en la iglesias para que "salgan" y se involucren en lo que Dios hace "afuera". Yo creo que este tiempo ya está muy cerca, porque ya están visibles las primeras señales de que "el juicio comienza con la casa de Dios". Sin embargo, es importante esperar el tiempo perfecto de Dios para "dejar atrás" el sistema antiguo. Pero yo creo que Dios está ahora llamando a Su pueblo a realmente soltar en sus corazones los sistemas y caminos existentes, para estar preparados para ese tiempo. No podemos permitirnos estar aferrados a "Saúl" ni en lo más mínimo cuando llegue esa hora.

 3. Los "Davides"

Como hemos visto, el reino de Saúl no fue un tiempo feliz para David. Pero yo creo que este largo período de quebrantamiento y humillación fue ABSOLUTAMENTE ESENCIAL en la preparación de David para ser un verdadero líder piadoso de Israel. Durante este tiempo, David podría fácilmente haberse convertido en un "rebelde", deliberadamente levantando al pueblo entero contra Saúl. El y sus hombres podrían haberle causado grandes problemas a Saúl. Pero David soportó todo con gran paciencia y longanimidad, respetando la autoridad de Saúl, no murmurando contra él ni causando disensión. Yo creo que debemos ser como David en nuestra actitud hacia los líderes de las iglesias en nuestra propia situación hoy.

 Aunque hubo tiempos cuando David debe haberse sentido extremamente desesperado, enojado y herido por la manera como Saúl le trataba, él nunca permitió que esto se convirtiera en una herida permanente de resentimiento. Si David hubiera actuado por rebelión, él podría posiblemente haberse mostrado indigno de su llamado de guiar el pueblo de Dios. Yo creo que Dios estaba vigilando a David para asegurar que en él no se encontrara la misma rebelión como en Saúl. Y por supuesto, El nos vigila a nosotros por la misma razón.

Yo estoy convencido de que Dios quiere que incluso los "Saúles" entre los líderes cristianos sean tratados como los "ungidos del Señor", hasta que Dios mismo actúe para anular completamente su autoridad, y para levantar a los "Davides" para que tomen su lugar. Dios hará esto en Su tiempo perfecto. Hasta ese tiempo, yo creo que debemos dar voluntariamente a los pastores actuales un honor y una lealtad genuinos, como corresponde a líderes puestos por Dios. También debemos GENUINAMENTE AMARLES Y ORAR POR ELLOS. No debemos ser como Absalón, quien se sentó en las puertas de la ciudad algunos años más tarde, murmurando y levantando al pueblo a la rebelión contra el rey David. Cada uno de nosotros necesita pedir a Dios que El examine nuestros corazones, para ver si se encuentra algún "camino perverso", alguna semilla de rebelión, en nosotros.

Con esto no estoy abogando por una "sumisión" ciega, sin reflexionar, bajo los pastores. Esta no es la relación que David tuvo con Saúl. Aunque le amaba y respetaba, David también hizo todo lo posible para evitar estar cerca de él, ¡incluso cuando Saúl le aseguraba que iba a estar en seguridad! David y Saúl tenían espíritus opuestos; y "¿cómo pueden caminar dos juntos si no estuvieran de acuerdo?" Ellos no eran de ninguna manera "amigos" o aliados. Esto no es posible entre estos dos tipos opuestos de líderes. Uno de ellos camina bajo el favor especial de Dios, y el otro (que alguna vez conocía este favor divino también) ahora no lo tiene; y muy dentro de sus corazones, ambos lo saben. (Es por eso que los "Saúles" son tan envidiosos.)

Después que Saúl murió (o sea, su autoridad y su unción fueron definitivamente anulados por Dios), David fue nombrado rey de Judá, o sea, su propia tribu. Después de esta unción de liderar a Judá, David ya no vaciló en hacerle la guerra a "la casa de Saúl", por el liderazgo de la nación entera. Esto ya no fue "rebelión". David era ahora el único líder legítimo, puesto por Dios, del reino entero, y fue el tiempo de "tomarlo a la fuerza". "Hubo una guerra larga entre la casa de Saúl y la casa de David; y David se hizo cada vez más fuerte, mientras la casa de Saúl se volvió cada vez más débil." (2 Sam.3:1)

Es interesante ver el orden de eventos que llevó a David, el niño pastor, a ser el líder puesto por Dios sobre todo Israel. (Este será esencialmente el mismo camino por el cual tendrán que caminar muchos "Davides" de los últimos tiempos.) Su primera escuela de preparación de Dios fue el pastoreo de un pequeño rebaño de ovejas - un entrenamiento ideal para el liderazgo. Allí David aprendió a cuidar y alimentar fielmente a los que estaban a su cargo, y a defenderlos sin temor contra los "osos y leones". Como Jesús dijo: "Fuiste fiel sobre poco, te pondré sobre mucho" (Mat.25:21).

Durante ese tiempo David recibió su primera unción, por el profeta Samuel. Entonces apareció en el escenario público de una manera bastante espectacular (su victoria sobre Goliat), pero pronto se encontró marginalizado por el liderazgo existente, y tuvo que esconderse, junto con su grupo de seguidores. Este período de "espera" agonizante en el desierto duró años. Todo este tiempo, Dios le estaba probando y preparando para la gran tarea que tenía por delante. - Finalmente, cuando Saúl estaba muerto, David recibió su segunda unción y fue hecho rey de Judá. Desde allí le hizo la guerra a la "casa de Saúl" para lograr el liderazgo sobre la nación entera.

Unos años después, David fue ungido rey sobre todo Israel. Bajo su liderazgo, Israel se convirtió en una nación unida, próspera, victoriosa, poderosa en la batalla y glorificando a Dios hasta lo último, demostrando Su gracia y gloria a todas las naciones. Esto es exactamente lo que hará también el movimiento venidero de Dios. Este es el propósito para traer Reforma y avivamiento. El resultado será una "cosecha" mundial inmensa.

Pero ¿cuáles serán las señales de que esto está viniendo? ¿Cómo sabremos el tiempo de completamente abandonar el sistema antiguo de "Saúl", y juntarnos con el nuevo movimiento de Dios? - Yo creo que no será difícil darnos cuenta cuando se hayan levantado los nuevos "Davides" para guiar al pueblo de Dios fuera de la cautividad, y al avivamiento. Esta no será ninguna "operación secreta". Cuando se levanten los nuevos líderes de avivamiento, todos lo sabrán (aunque muchos que tienen sus corazones todavía con "Saúl", no se alegrarán de esta noticia).

Es muy importante ESPERAR EL TIEMPO PERFECTO DE DIOS, Y SU UNCIÓN, antes de movernos. Vemos este principio claramente en la vida de David. Por eso les animo a todos a ESPERAR HASTA QUE DIOS SE MUEVA, antes de intentar "derribar lo antiguo", o "levantar una iglesia al estilo del Nuevo Testamento", etc. Es imposible tener una verdadera "iglesia del Nuevo Testamento" sin tener verdaderos APÓSTOLES al estilo del Nuevo Testamento - levantados y ungidos por Dios.

Yo creo incluso, que puede haber intentos de parte de unos cristianos, de anticipar lo que Dios va a hacer, empezando una gran "reforma" rebelde ellos mismos, antes del tiempo de Dios. Esta rebelión al estilo de Absalón no tendrá la bendición de Dios, y se desbaratará, pero por algún tiempo se verá bien, y podría incluso atraer a grandes números de cristianos (que después se verán obligados a retirarse derrotados). Tenemos que comprender la diferencia entre una "revolución" rebelde, y una "Reforma" ordenada por Dios. Un movimiento al estilo de Absalón lanzará un golpe preventivo contra el sistema existente, mientras un movimiento al estilo de David esperará el tiempo de Dios (cuando Saúl haya "muerto" y la nueva unción haya llegado). Es muy importante para nosotros reconocer esta diferencia. Pero es igualmente importante darnos cuenta de las muchas señales en la iglesia, de que el VERDADERO "sacudón", la Reforma y el avivamiento están muy cerca. ¡Estemos alertas!

LA VERDADERA AUTORIDAD

En la década de los 1970, surgió en los círculos carismáticos lo que es conocido como la enseñanza del "pastoreo", o la doctrina de "cobertura y sumisión". Esta enseñanza llevó a los extremos de un liderazgo pesado, dominante, y abuso de poder por parte de muchos líderes de iglesias. Más tarde hubo una reacción contra este concepto, pero parece que esta reacción también está empezando a llegar demasiado lejos, con un liderazgo demasiado blando que hace compromisos con el mundo. ¿Seguramente existe un equilibrio escritural en este asunto?

Parece claro desde la Biblia que cada aspecto de los ministerios en la iglesia realmente involucra alguna forma de "pastoreo". (Estos ministerios están enumerados en Ef.4:11.) El maestro "alimenta" las ovejas de Dios, el pastor los "pastorea", guía y cuida el rebaño, el evangelista se especializa en "buscar y salvar" a los perdidos o descarriados, el profeta es como un "guardián" para advertir al rebaño de peligros que se acercan, y el apóstol tiene una posición de "gobierno" obrando en todas estas funciones juntas. Todos estos ministerios trabajan juntos "para el perfeccionamiento de los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos nosotros lleguemos a la unidad de la fe, y el conocimiento del Hijo de Dios, a un hombre perfecto, a la MEDIDA DE LA ESTATURA DE LA PLENITUD DE CRISTO" (Ef.4:12-13).

Si los líderes cristianos no están "perfeccionando a los santos" de esta manera, entonces serán finalmente "despedidos" de sus posiciones por Dios. Como un empleador terrenal, cuando sus administradores no cumplen, Dios se reserva el derecho de terminar su contrato y levantar a otros para tomar su lugar. (El tuvo que hacer esto varias veces a lo largo de la historia.) Dios no soportará por demasiado tiempo que personas ineficaces, o sin inspiración, guíen a Su pueblo, mientras la iglesia está atrapada en un hueco cavado por ella misma, y el diablo está festejando. Por causa del mundo, y de Su propio pueblo, Dios necesita líders ungidos y eficaces para Su iglesia. Y si es necesario, El actuará de manera drástica para tener estos líderes.

Yo creo que todo liderazgo genuino en la tierra puede igualarse a alguna forma de "pastoreo". Aun Jesús mismo se llamó "el Buen Pastor" que dio Su vida por las ovejas. Y dos de Sus líderes más grandes (Moisés y David) fueron entrenados pasteando ovejas. Incluso muchas tareas seculares de liderazgo siguen los mismos principios. La paternidad, por ejemplo, fue claramente vista por Pablo como una buena preparación para el liderazgo en la iglesia.

Si alguien era un buen padre y esposo, esta fue una señal de su potencial para liderar el pueblo de Dios. (1 Tim.3:4-5). En una familia, el padre tiene que ser fuerte y dispuesto a dar corrección; pero también debe tener amor y paciencia. Si el padre abusa de su poder y es un "dictador en la casa", entonces su esposa y sus hijos sufrirán un daño emocional (y a menudo físico) que les afectará por años. Por el otro lado, si la autoridad y disciplina del padre están "ausentes" de la casa (siendo demasiado blando, o estando físicamente ausente), los niños pueden volverse rebeldes y despreciarán la autoridad.

Es interesante que casi todas las nuevas filosofías de "liberación" que surgieron en la década de los sesenta, apuntaron contra las estructuras básicas de moral y autoridad. Muchas de ellas atacaron también la posición de los "hombres" (varones) en la sociedad. La revolución sexual, el movimiento feminista, el movimiento "en contra de disciplinar a los hijos", etc. han todos tenido un impacto profundo en la cultura occidental. Los hombres han perdido mucho de su responsabilidad, su autoridad, su posición legítima en la sociedad, y su derecho de hacer valer esta posición. Ellos se encuentran confundidos y avergonzados debajo de una montaña de condenación general de su sexo, y de su lugar en el mundo. Muchos hombres han creído estas mentiras (que todos los varones son abusadores del poder, etc.).

¿De quién su obra crees que es esto? El diablo comprende muy bien el principio de "atar al hombre fuerte primero" (Mat.12:29). El a menudo ata, engaña, o destruye a aquellos que están en autoridad, y después toma por botín todo lo que está en su dominio. ¿Por qué crees que el diablo puede cautivar y destruir esta generación mucho más que la generación de hace 40 años? Es porque muchos "hombres fuertes" (fuentes de verdadera autoridad) en nuestra sociedad han sido "atados".

La rebelión puede tomar muchas formas, desde ridiculizar la autoridad de los padres, hasta el derrumbe de restricciones morales básicas en la sociedad ("liberación de los homosexuales", etc.) La actividad favorita de los rebeldes es que hombres y mujeres demuestren orgullosa y públicamente su "rechazo de todas las restricciones", ante los mismos ojos de Dios, para decir así.

 YO CREO EN LÍDERES

Los líderes venideros deben NUNCA TENER MIEDO DE VERDADERAMENTE GUIAR EL PUEBLO DE DIOS. Si Dios los pone por líderes (guías), entonces ¡que GUÍEN!

Me he movido por mucho tiempo en círculos donde se enfatizó que el avivamiento futuro no debe tener "ni superestrellas ni personalidades". ¡Suena bien! Obviamente, toda la gloria debe ser para Dios, y ningún líder humano debe promoverse a sí mismo, volverse orgulloso, o idolizarse a sí mismo. Pero cuando lo llevamos al extremo de que "no debe haber líderes prominentes en absoluto", estamos yendo demasiado lejos. ¿Realmente queremos decir que Dios ya no tiene Sus "hombres de valor" y "hombres de renombre", como lo eran Josué, Gedeón, David?

La conclusión lógica de este concepto sería, que tendríamos que abandonar casi todas las formas importantes de ministerio en la Biblia. Nunca hubiera vivido un Moisés o un Josué, un Samuel o un Elías, un Pablo o un Pedro, un Martín Lutero o un John Wesley, un William Booth o un Charles Finney (etc.etc.etc...) ¿Para qué necesitaría Dios tales hombres, si El mismo puede guiar a Su pueblo? Todos los hombres mencionados eran "héroes" de Dios en su tiempo. Y cada uno de ellos fue un líder fuerte y con autoridad. Fue para este propósito que Dios los levantó.

Personalmente he considerado este asunto por varios años. Lo que Dios me mostró durante este tiempo, me llevó a la posición opuesta de la que tenía antes. Ya no puedo creer en un avivamiento "sin líderes". Dios siempre usó a HOMBRES Y MUJERES como Sus instrumentos para traer arrepentimiento, liberación y avivamiento a Su pueblo. Y El siempre levantó a LÍDERES FUERTES para establecer y avanzar casi cada nuevo movimiento que El obró en la tierra.

Un verdadero líder de avivamiento nunca debe ser "blando", haciendo compromisos con el mundo. Pero tampoco debe ser duro y autoritario. Debe ser un hombre de Dios fuerte y amoroso - sabio, paciente, "apto para enseñar", y sin miedo a "reprender y exhortar" donde fuera necesario. Y no debe tener miedo de ser un VERDAERO LÍDER (GUÍA), no importa lo que diga la gente. La historia demuestra que en la ausencia de un liderazgo fuerte, el diablo entra tan rápidamente que el avivamiento durará no más que unos meses.

En el avivamiento de 1904 en Gales, Evan Roberts (uno de los predicadores de avivamiento más grandes) desapareció repentinamente del escenario público. Lo que sucedió después, debe ser una lección para nosotros todos. Dentro de muy poco tiempo después que él se había ido, el entero avivamiento fue absolutamente descompuesto por el enemigo, y nadie tenía la autoridad necesaria para corregir los excesos, exponer las falsificaciones, y mantener todo en el buen camino. Parece que Evan Roberts había sido convencido por algunas personas de que su prominencia en el avivamiento estaba de alguna forma "robando la gloria a Dios". Entonces, como un hombre verdaderamente humilde, él hizo lo que le pareció lo más "espiritual": se escondió en una casa pequeña, y por muchos años se negó a ver a alguien o a predicar.

Así, cuando el "hombre fuerte" de Dios se había ido (el hombre con la verdadera unción, levantado por Dios para guiar el avivamiento), el diablo ya no tenía obstáculo para "tomar posesión de sus bienes". Fue como si los israelitas de repente hubieran perdido a Moisés después de cruzar el Mar Rojo, o si hubieran perdido a Josué justo al entrar a la Tierra Prometida. ¡El resultado fue caos! El famoso avivamiento de Gales terminó con bastante mala fama, después de poco más de un año. Excesos y falsificaciones dominaron, y miles de jóvenes convertidos recayeron (aunque muchos miles permanecieron; no todo fue perdido).

No quiero ser ingrato hacia Robert Evans. Yo le estimo sumamente. Pero me parece importante que aprendamos la lección de esto. DONDE NO HAY LÍDERES, NO HAY AVIVAMIENTO. Si los líderes llamados por Dios fallan en realmente "GUIAR", el diablo puede fácilmente destruir lo que Dios hace. No es "humilde", negarse a tomar la autoridad y a ser un líder cuando Dios te llama a hacerlo - es irresponsable y desobediente. Es por eso que Dios está por levantar a tantos "hombres de autoridad" como líderes futuros - hombres que al presente están todavía escondidos.

Los avivamientos bajo Lutero, Wesley y Booth también eran significantes en este respecto. No fueron perfectos, pero por lo menos los líderes reconocieron la necesidad de un liderazgo con autoridad y constante. Esta es una de las razones por qué estos avivamientos duraron tanto tiempo. (Otras razones fueron que ellos miraban "hacia afuera", llevando el avivamiento a las calles. Y también tenían un "nuevo odre" - nuevos líderes, nuevas estructuras.)

COMPRENDER LA VERDADERA AUTORIDAD

Yo creo que este asunto de "autoridad piadosa" es central para el avivamiento venidero. El concepto entero de recibir autoridad y unción por Dios para poder sojuzgar un "reino" en Su nombre, es vital para comprender los propósitos de Dios. Este concepto de "tomar el reino a la fuerza" y mantener el gobierno de Dios allí, debe aplicarse a gran escala, pero primeramente en nuestras propias vidas. (Como dije antes, el "reino" de Dios es cualquier lugar donde el poder del enemigo ha sido vencido y donde ahora sucede la voluntad de Dios.) Los nuevos minsterios comprenderán profundamente lo que es caminar en esta autoridad dada por Dios, usando Su palabra ungida para establecer Su reino en situaciones concretas. Estos nuevos ministerios no tendrán necesidad de "luchar" por "producir" esta palabra ungida. Para ellos será normal, simplemente caminar en esta autoridad.

Jesús dijo: "El Hijo del hombre es como un hombre que viajó lejos, dejó su casa, y dio AUTORIDAD a sus siervos..." (Marcos 13:34). "He aquí yo les doy poder para hollar serpientes y escorpiones, y SOBRE TODO PODER DEL ENEMIGO" (Luc.10:19). "Sanen a los enfermos, limpien a los leprosos, LEVANTEN A LOS MUERTOS, expulsen demonios. Libremente han recibido, libremente den..." (Mat.10:8). "El que cree en mí, las obras que yo hago él las hará también, y OBRAS MAYORES QUE ESTAS hará" (Juan 14:12).
- Por supuesto, una tal autoridad puede funcionar en seguridad solamente cuando sucede en sumisión completa bajo Dios. Por eso, Dios tiene que pasar años y años entrenando y "quebrantando" a Sus siervos, antes que El pueda encomendarles tal poder.

El apóstol Juan describió a Cristo resucitado y glorificado: "Su cabeza y su cabello eran blancos como la lana, tan blancos como la nieve, y sus ojos como una llama de fuego. Sus pies eran como bronce fino, como ardiendo en un horno, y su voz como el ruido de muchas aguas. En su derecha tenía siete estrellas, y de su boca salió una espada aguda de dos filos. Y su rostro era como el sol cuando brilla en su fuerza. Y cuando le vi, caí a sus pies como muerto." (Apoc.1:14-17).
- Esta gloria de Jesús será manifestada, visible para todos, por la iglesia ungida de mañana. Este es el Jesús que bautiza "con el Espíritu Santo y con fuego". Este es el Jesús que es realmente digno de toda honra, alabanza y gloria, en el cielo y en la tierra.

Ya no puedo creer en una iglesia que no glorifique abiertamente a Jesucristo en las calles de cada ciudad. Ya no puedo creer en una iglesia que sea tan destituida de poder como la "iglesia" de hoy. ¿Dónde están los Elías de Dios? ¿Por qué nos contentamos con mirar, mientras el mundo alrededor de nosotros va al infierno? Francamente, ya no puedo creer en una "iglesia" donde Jesús queda "herido en la casa de Sus amigos".

Yo creo en una iglesia que es una fuerza invasora, un ejército que avanza sobre la tierra entera, "destruyendo las obras del diablo". Es un pueblo de gran poder y determinación, que destruye cada fortaleza, para que los oprimidos sean liberados y los cautivos puestos en libertad.

Quiero aclarar que con esto no estoy diciendo que deberíamos "conquistar" los sistemas políticos y educativos del mundo, etc. (Esta enseñanza, conocida como "teología del dominio", es bastante extendida en ciertos círculos.) La guerra sobre la que estoy hablando, es enteramente ESPIRITUAL, una guerra por los corazones y las mentes de los hombres. Ciertamente no es una guerra por controlar las instituciones seculares - Jesús dijo claramente: "Mi reino no es de este mundo" (Juan 18:36). El propósito de esta "guerra" es exponer y destruir las mentiras que mantienen a la gente atada.

 EL REFINAMIENTO DE LOS "DAVIDES"

Al cerrar este capítulo, quiero volver brevemente a la analogía de los "Saúles", los "Jonatanes" y los "Davides". Sin duda, Dios está preparando una "compañía de David" para guiar a Su pueblo en el avivamiento venidero. Pero muchos de estos ministerios del "tipo David" deben estar gravemente heridos por algunos de sus encuentros con el sistema presente del "tipo Saúl". Como dije, los "Davides" casi siempre se sentirán como maladaptados en el sistema eclesiástico actual. Ellos son "diseñados" para encajar en la iglesia avivada de mañana, no en la iglesia tibia de hoy.

Algunos de ellos, cada vez que se atrevieron a hablar abiertamente en el pasado, fueron "martillados" de tal manera que ahora se sienten bastante "aplastados" y no muy dispuestos a compartir sus convicciones. Otros se sienten "solitarios" y se preguntan si ellos son los únicos en la iglesia que ven las cosas como ellos las ven. Y otros, como David mismo, se han visto obligados a retirarse completamente del sistema actual, a un lugar de refugio lejos de los "Saúles". Y otros de ellos han sentido un llamado de retirarse al "desierto", para poder pasar tiempo a solas con Dios y aprender de El.
Créeme, yo siento simpatía por todos ellos. Pero yo creo también que los "Davides" tienen que enfrentarse a las heridas, resentimientos, amargura, rechazo, o rebelión, que lograron entrar a sus corazones durante sus enfrentamientos infelices con las iglesias, o con otras "autoridades". Esto es importante y URGENTE, porque Dios querrá usar pronto a estos ministerios del "tipo David". Pero si su refinamiento no es completo, ¿cómo podrán ser parte de los que Dios hará?

Cada uno de nosotros necesita examinar su corazón, para asegurar que no haya allí ninguna raíz de resentimiento o rebelión, como resultado de nuestros enfrentamientos pasados con autoridades u otros cristianos. Esta clase de malas experiencias pueden hacer "reaccionarios" de nosotros - reaccionando contra estas heridas aun después de muchos años. Y si somos personas "proféticas", entonces estas heridas distorsionarán muchas de nuestras palabras proféticas. (Se ha dicho que muchos falsos profetas son en el fondo profetas verdaderos con heridas sin sanar.) Tenemos que tratar con estas "raíces" profundas en nuestras vidas.

Estas son algunas señales de "rebelión" en la vida de una persona:
Cuando escuchan o ven que ciertas autoridades o instituciones son ridiculizadas, lo disfrutan secretamente. No pueden evitar "murmurar" o quejarse ante otros contra ciertas autoridades que conocen. Les gusta hablar o actuar (o incluso vestirse) al propósito de una manera que chocará a los líderes establecidos. (Los MOTIVOS son lo que cuenta aquí.) - La lista podría continuar, pero seguramente ya entiendes la idea.

¿Cómo tratamos con tales "raíces" de rebelión en nosotros? - De la misma manera como tratamos con cualquier otra "fortaleza" o pecado: Pedimos a Dios que eche Su luz sobre ello, y entonces RENUNCIAMOS firmemente en el nombre de Jesucristo, no solo con nuestras palabras, sino también desde lo más profundo de nuestro ser. También será necesario pedir el perdón y la purificación de Dios (con una genuina "tristeza según Dios"). Esto producirá un genuino ODIO HACIA EL PECADO, y esto dará abundante "fruto bueno" en nuestras vidas.

Como dije antes, honrar y respetar la autoridad no significa una "sumisión" sin pensar. Seguimos siendo responsables individualmente por nuestro caminar ante Dios, y debemos asegurarnos de que nuestros líderes no nos estén guiando por un camino equivocado. Si ellos nos están engañando, entonces a menudo Dios quiere que nos levantemos y digamos algo. Cuando esto se hace en el espíritu correcto, no es "rebelión". Pero si después de esto el engaño continúa, entonces lo mejor será salir de este grupo en particular (excepto si Dios nos dice claramente que nos quedemos). No debemos ser "esclavos" que no reflexionan. Pero tampoco debemos ser "murmuradores y quejosos" rebeldes. Dios nos ayudará a discernir lo correcto, si nuestros corazones son rectos ante El. Mantengamos EL EQUILIBRIO EN TODO.

Solo una palabra acerca de los tipos de "profetas" inmaduros, rudos, (a menudo jóvenes), que van "aplastando" a la gente con profecías de juicio sin misericordia. (Yo mismo fui uno de ellos hace unos años.) A menudo, ellos tienen un verdader llamado sobre su vida, pero su inmadurez, su orgullo y arrogancia (inconscientes), y su "rebelión" secreta, hacen que sean peligrosos para ellos mismos y para los demás. Mientras ellos no permiten que Dios traiga un verdadero quebrantamiento y humildad a sus vidas, ellos harán más daño que bien. Hay un tiempo para "reprender" (aunque solo un siervo de Dios muy experimentado debería considerar hacerlo), pero la mayor parte del tiempo, debemos "hablar la verdad en amor". La sabiduría, la paciencia, la amabilidad y el amor deben ser parte de la "fuerza" que Dios dio a nuestros ministerios. De otra manera podemos causar mucho daño a Su rebaño precioso, porque las palabras pueden herir grandemente. ¿Podemos pensar y orar acerca de estas cosas?

No te olvides de dejar un comentario!

Leer Capitulo 6

No te olvides de dejar un comentario!

Leave a comment

Asegurese de ingresar la informacion marcado con (*) donde sea indicado. Si aún no ha valorado este estudio biblico, por favor regrese al final del estudio y valore colocando la cantidad de estrellas que usted crea necesario.
No se permite colocar codigo HTML.

back to top

The Best bookmaker bet365