Best bookmaker bet365 Bonus

Menu

la verdad os hara libres

Institutos Bíblicos

Mucha gente cuestionó mis motivos por publicar esta serie acerca de "Las Nueve Mentiras de la Iglesia de Hoy". Ellos preguntaron: ¿Por qué debería un predicador de avivamiento y arrepentimiento como Ud. involucrarse con tales asuntos EXTERNOS?

Mucha gente cuestionó mis motivos por publicar esta serie acerca de "Las Nueve Mentiras de la Iglesia de Hoy". Ellos preguntaron: ¿Por qué debería un predicador de avivamiento y arrepentimiento como Ud. involucrarse con tales asuntos EXTERNOS? Después de todo, muchos de estos asuntos no son realmente "asuntos del corazón", Cosas como "el sistema de un solo pastor", o "edificios de iglesias", parecen ser cosas muy externas. (Y este asunto de los Institutos Bíblicos no es muy diferente.) Entonces ¿por qué preocuparse de ello?

Bueno, lo que noté acerca de estas tradiciones viejas (que tomamos como "normales" por muchos años) es que todas ellas añaden algo a la pequeña "cárcel" que hemos construido para nostros mismos en la iglesia de hoy. Cada una de ellas construye una pequeña "pared" de mentira, y cuando las sumamos todas juntas, tenemos una entera "cárcel" de mentiras que nos impide ser lo que deberíamos ser. Recuerde que la VERDAD nos libera. Y hoy estamos muy lejos del libro de Hechos - parcialmente por esta gran "pared" de tradiciones a las que nos adherimos.

Por supuesto, el avivamiento personal y el arrepentimiento profundo y la búsqueda intensa de Dios son las cosas más importantes. Estos son los verdaderos asuntos del corazón. Pero es un hecho que Dios necesitará un "odre nuevo" después de darnos Su "vino nuevo". Y nosotros necesitamos saber qué pertenece a lo "antiguo" y por qué necesitamos dejarlo atrás, para que no intentemos incluirlo en lo "nuevo". De otro modo, nuestros hijos tendrán necesidad de una nueva Reforma para corregir lo que nosotros no reformamos. ¿Puede entender lo que estoy diciendo?

El movimiento venidero de Dios será tanto una REFORMA como un avivamiento. Habrá un odre nuevo. Por eso tenemos que darnos cuenta de las cosas que necesitamos dejar atrás. Estas pequeñas "paredes" tienen que desaparecer. La iglesia tiene que romper esta "cárcel" de tradiciones de 1700 años, si alguna vez quiere volver a parecerse a la iglesia temprana. Y sí, parte de esto incluye cosas "externas". Los INSTITUTOS BÍBLICOS son un buen ejemplo. El hecho es, la iglesia temprana no los tenía. Y ellos tenían más poder de Dios que cualquier otro grupo de personas que vivieron alguna vez. No hay NADA PARECIDO a un Instituto Bíblico en el libro de Hechos; entonces tenemos que concluir que ellos estaban mejor sin ello. Más milagros, más unción, más oración, más profundidad de la comunión con Dios. Entonces ¿quién necesita un Instituto Bíblico?

Como ya discutimos, los primeros apóstoles no eran hombres "educados" en absoluto. ¡Ellos eran pescadores y cobradores de impuestos! Los escribas y fariseos eran los eruditos de la Biblia de su tiempo. Ellos eran los "clérigos profesionales" de aquel tiempo. "Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran HOMBRES SIN LETRAS y DEL VULGO, se maravillaban; y les reconocían que habían ESTADO CON JESÚS." (Hechos 4:13)

Aquí está, en blanco y negro. Los apóstoles eran "sin letras y del vulgo" en los ojos de los líderes religiosos de su tiempo. Pero porque habían ESTADO CON JESÚS, ellos iban a sacudir el mundo.

¿Pero qué daño nos hacen los Institutos Bíblicos y seminarios? ¿Son realmente dañinos?
- Reflexione por un momento sobre estos puntos:

1) Los Institutos Bíblicos son el eje de la falsa división entre "clérigos" y "laicos" (la que Dios odia). En otras palabras, es aquí donde la doctrina del "sacerdocio de TODOS los creyentes" está siendo pisoteada por la iglesia. Tan pronto como tenemos a algunas personas que van a una universidad o un instituto para ser ministros profesionales "calificados", hemos perdido el cristianismo del Nuevo Testamento. A estas personas se les permite "ministrar" porque tienen un grado o diploma de un Instituto Bíblico, mientras a otras personas no se les permite porque no tienen el "cartón". No importa cuáles sean sus dones o su llamado. A menudo la iglesia margina a ciertas personas si no tienen la "calificación" académica correcta. Ellos tal vez pueden ministrar en una manera limitada, pero esto suele ser muy restringido.

Ahora, ¿no piensa Ud. que esto es enfermizo? ¿Qué harían unos pescadores "sin letras" como Pedro y Juan en un mundo como este? ¿Aprobarían tan solamente el examen de ingreso? ¡NUNCA se les permitiría liderar la iglesia sin un grado de un Instituto Bíblico! El día de Pentecostés tendría que esperar hasta que ellos serían apropiadamente "calificados".

Como dije, los Institutos Bíblicos son el eje de todo este esquema. Es el lugar adonde uno va para volverse un "profesional". Es el lugar donde la "división" sucede. Uno entra como un simple "laico" y sale como un "clérigo" - con todos los derechos y privilegios asociados con ello. Y entonces la iglesia entera es entrenada a quedarse sentada y dejar que Ud. haga casi todo el trabajo. El concepto del "Cuerpo entero ministrando" se pierde completamente - mayormente por este ERROR.

2) Charles Finney dijo: "Sigo siendo solemnemente impresionado con la convicción de que las escuelas están en gran medida malogrando a los ministros." Hoy todos sabemos que en muchos Institutos Bíblicos se pasa mucho tiempo cuestionando la validez y las fuentes de muchos libros en la Biblia, cuestionando si los eventos descritos en las Escrituras realmente sucedieron de esa manera, etc. El razonamiento humano y la sabiduría humana siempre tienden a dominar en estos lugares intelectuales. Y muchos predicadores jóvenes, celosos, realmente son malogrados al asistir a tales escuelas. Su mente se llena de dudas y su corazón pronto pierde su fuego. Algunos de ellos son arruinados de por vida.

(Vea sobre este tema: "La teología crítica de la Biblia".)

¿Pero qué de las escuelas "buenas"? ¿Donde hay una fe sólida en las Escrituras, y muchos tutores llenos del Espíritu?

El hecho es que el entero CONCEPTO de Institutos Bíblicos es equivocado. La entera idea de tener que estudiar teorías, dar exámenes, y obtener un pedazo de papel que nos "califica" para el ministerio, es un engaño serio. E incluso los Institutos Bíblicos "buenos" a menudo simplemente producen a hombres "sistemizados" que hacen que la "máquina" de la iglesia siga funcionando. Se les enseña cómo mantener el sistema bien "lubricado", como hacer que los programas funcionen de manera eficiente, etc. Todo esto es todo lo contrario de la iglesia temprana.

¿Entonces cuáles son las calificaciones VERDADERAS para el ministerio? - Primero, debemos tener dones espirituales maduros, y un llamado de Dios. Y necesitamos ser personas que han pasado mucho tiempo A SOLAS CON DIOS en oración. Además, un líder en la iglesia tiene que cumplir los requisitos en 1 Tim.3:1-13. El no acatar estas pautas al escoger a líderes en la iglesia de hoy ha resultado en todo tipo de desastres.

Entonces, ¿hay algún lugar para "entrenamiento" en la iglesia? ¡Ciertamente! Pero claramente tiene que ser un entrenamiento PRÁCTICO, en vez de un entrenamiento mayormente académico o intelectual. Y yo creo que debemos evitar completamente todo este síndrome de "diplomas y grados". Existen muchos campamentos de entrenamiento a corto plazo, y cursos prácticos, que son de mucha ayuda para los cristianos. No veo nada equivocado en muchos de ellos. JUCUM lleva a cabo cursos de "entrenamiento de discípulos" desde hace muchos años, que son cursos de discipulado práctico durante 3 meses y después un viaje misionero para evangelizar, ministrar a los necesitados, etc. Muchas de estas cosas son excelentes. Pero NADA puede sustituir el MUCHO TIEMPO a solas con Dios. Esta es la calificación más importante que los primeros apóstoles tenían. Y hoy no debe ser diferente.

Es también posible encontrar uno de los muy pocos Institutos Bíblicos que son profundamente espirituales y prácticos. Estos a menudo son pequeños y poco conocidos. El mismo Charles Finney fue tutor en un nuevo Instituto Bíblico con el nombre "Colegio Oberlin" en la década de los 1830. Muchas de sus clases eran predicación de avivamiento de lleno. Pero hoy, Oberlin está muy lejos de ser un centro de avivamiento. Y este es el problema. Es normalmente en la segunda o tercera generación después de su fundación, que muchos de estos institutos se vuelven insípidos e institucionalizados. Y es allí donde empiezan a causar más mal que bien.

Algunas personas nos preguntaron acerca de nuestro nombre de dominio en internet (revivalschool.com = "Escuela de avivamiento"). ¿Por qué escogimos este nombre si no creemos en Institutos Bíblicos? Bueno, todavía no funciona ningún tipo de "Escuela de avivamiento en línea" (que es algo que quisiera hacer algún día). Pero Ud. puede estar asegurado que será algo muy práctico, apuntando a enseñar los secretos del avivamiento personal y después del avivamiento "corporativo".

Para estudiar:
Mat.11.25-26, 18:3, Hechos 4:13, 1 Cor.1:19-29, 3:18-20, Mat.23:5-12, 1 Tim.3:1-13, Tito 1:5-9, 1 Pedro 5:1-4, Hechos 6:1-6

Leer Capitulo 10

No te olvides de dejar un comentario!

1 comment

Leave a comment

Asegurese de ingresar la informacion marcado con (*) donde sea indicado. Si aún no ha valorado este estudio biblico, por favor regrese al final del estudio y valore colocando la cantidad de estrellas que usted crea necesario.
No se permite colocar codigo HTML.

back to top

The Best bookmaker bet365