Best bookmaker bet365 Bonus

Menu

la verdad os hara libres

Cuando ya no puedes más.

No te des por vencido!

Es difícil decirle a una persona que tenga paciencia y tome una actitud valiente cuando no tiene dinero para pagar la renta, o cuando su alacena esta vacía; lamentablemente, en los últimos días este es un panorama muy común, las personas pierden su trabajo, las empresas quiebran y millones de personas dependen de otros para sobrevivir. Llega el momento en que nuestras fuerzas se desvanecen y no queda más esperanza.

Sentimos que el mundo se derrumba a nuestro alrededor… creemos que no existe forma de salir adelante!  Como cristianos no estamos exentos de pasar por estas situaciones, de hecho, de acuerdo a la palabra de Dios nosotros los cristianos debemos pasar por estas y mas situaciones , la escritura dice: “21 Y después de anunciar el evangelio a aquella ciudad y de hacer muchos discípulos, volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía, 22 confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.” Hechos 14: 21-22.

 Aunque la escritura dice que es “necesario” pasar por estas tribulaciones, en la vida practica, nadie desea sufrir. Simplemente no estamos en la disposición ni en la capacidad de enfrentar problemas que aparentemente no tienen solución. El dolor y la angustia son obviamente, palabras que todos rehuimos, pero aunque nosotros no lo deseemos Dios en su infinita misericordia ha trazado un camino de solución en medio de esta trama de problemas, el asunto es ¿Cómo encontrar ese camino?.

Muchos hombres de Dios pasaron por problemas muy serios al grado de sentir morir, donde nada ni nadie podría ayudarlos, pero ellos hicieron algo que muy pocos de nosotros hacemos: “En mi angustia invoqué a Jehová, Y clamé a mi Dios; El oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó a sus oídos”. 2 Samuel 22:7. No sé cual sea el concepto que tenga de lo que significa “clamar” muchos suponen que clamor es simplemente orar, pero esta palabra lleva un profundo significado y por lo tanto, una profunda enseñanza.

David fue un siervo de Dios que le “saco provecho” (en el buen sentido de la palabra!) a esta herramienta. Él, “literalmente” padeció persecución, puesto que un ejército lo buscaba, tuvo que esconderse en cuevas, pasó hambre y creyó que ese tiempo nunca terminaría. El pasó por todas las situaciones difíciles imaginables. Toda su vida estuvo marcada por los problemas, pero de todas esas situaciones salió airoso. David clamo a Dios y encontró respuesta a su necesidad.

El “clamor” es una herramienta que no puede ser usada por aquellos que poseen un buen trabajo y están libres de deudas, que sienten que son “buenos” cristianos y que creen que “merecen” ser bendecidos por Dios. Este recurso divino solo está disponible para aquel que no tiene fuerza, que está deprimido a causa de los problemas y que posee un alma angustiada.

Si tu estas pasando por la peor situación en tu vida, usa este recurso, es simple…llora, suplica, ruega, humíllate como nunca lo hiciste en tu vida, derrama tu corazón delante de Dios, no te conformes con solo orar, abre tu corazón y pide al Señor que te perdone, si has ofendido a tu conyugue ve y pídele perdón. Si te peleaste con tu hermano, ve y pide perdón, cuando hayas hecho esto, expone tu necesidad y confiesa que tu no puedes hacer nada a menos que el te de la fuerza para hacerlo. No llegues delante del Padre exigiendo, ni reclamando…eso es arrogancia…humíllate y CLAMA con todo tu corazón, no lo hagas con la mente o tratando de convencer a Dios de que cumpla algún capricho; recuerda que el Señor no rechaza un espíritu contrito y humillado.

La suplica de lo más profundo de tu corazón es lo que Dios mira y como el Padre amoroso que él es, proveerá todo lo que necesites (no lo que quieres o deseas!); de modo que si necesitas “topar fondo” para comprender que no somos nada apartados de su mano, el hará lo necesario para que eso suceda; ya sea que permita que disminuyan tus ingresos o te la enfermedad llegue a tu hogar, para que de esa forma seas humillado y no dependas de un empleo o de alguien en particular, solo de Dios. Pero si necesitas trabajo, el abrirá las puertas para que lo consigas, si lo que necesitas es alimento para tu familia, Dios no te dará una piedra en lugar de pan, pero busca, toca y sobre todo CLAMA al Señor en tus momentos de angustia y necesidad, cuando sientes que ya no puedes mas, su mano de misericordia te sacara del pozo de la desesperación.

1 comment

  • k. lima

    Esta palabra es bálsamo a mi vida....Gracias y Bendiciones!!!

    Report
    posted by k. lima Viernes, 26 Abril 2013 23:22 Comment Link

Leave a comment

Asegurese de ingresar la informacion marcado con (*) donde sea indicado. Si aún no ha valorado este estudio biblico, por favor regrese al final del estudio y valore colocando la cantidad de estrellas que usted crea necesario.
No se permite colocar codigo HTML.

back to top

The Best bookmaker bet365