­¡El Diezmo está abolido!

Por: Gary Amirault

Print Friendly, PDF & Email

Introducción

El diezmo es un tema muy estimado por la mayoría de los líderes de iglesia.

Las denominaciones que logran conseguir que sus miembros entreguen un 10% de sus ingresos brutos, pueden crear fuerzas muy poderosas, más allá de su fortaleza en número. Las sectas son líderes en diezmar, según un artículo del Christian Ministry, son las que los Evangélicos llaman “cultos”. Los Testigos de Jehová, Los Mormones y la Iglesia de Dios. Los cuartos son las Asambleas de Dios. La Iglesia de Dios abandonó el diezmo por no estar en las Escrituras y las donaciones cayeron un 30% en el primer año.

Según Newsweek: la mayoría de los miembros de iglesia están lejos de dar el 10%, casi todos están dando por debajo del 2%. Sin sorprender el hecho de que el pobre da en proporción mucho más que el rico. USA Today (Oct. 25, 1990) nos cuenta que las familias que ganan menos de US$10.000 dan el 5.5% de sus ingresos a la caridad (no necesariamente a la iglesia). Las familias que ganan entre US$50.000 y US$60.000 dan solamente el 1.7% de sus ingresos.

Esperamos mostrar en este artículo que mientras muchas iglesias, organizaciones que levantan fondos y consejeros financieros Cristianos nos dicen que al no pagar “el diezmo” robamos Dios, los hechos reales Bíblicos son que esos que enseñan el diezmo como doctrina cristiana son, de hecho, quienes están “robando a Dios.” A medida que avance en éste artículo, recuerde el hecho de que el pobre da más que el rico.

Voy ha hacer una declaración que probablemente escandalizará a muchos Cristianos quienes han estado en la iglesia por un largo período de tiempo y que sienten que conocen la Biblia muy bien. Espero que ésta declaración anime al lector a “ver por sí mismo” que esta declaración es Bíblicamente cierta al 100%.

Mi esperanza es que cuando nosotros veamos qué apartados estamos de la Biblia, en cuanto a enseñanzas básicas del Cristianismo como ésta, renovemos nuestro deseo de estudiar para comprobar por nosotros mismos.

Aquí está la declaración: ¡El diezmo tal como es enseñado por la mayoría de las denominaciones Cristianas del 10% del ingreso bruto o neto no está contenido en las páginas de la Biblia!

Muchas publicaciones Cristianas dicen que los que no dan el diezmo roban a Dios y que sufrirán maldiciones por no hacerlo. Voy a usar una de ellas como ejemplo de las Escrituras y razonamientos que usan comúnmente para apoyar la idea de que la iglesia está llena de ladrones a Dios, que son, las personas que no diezman el 10% de sus ingresos.

Un folleto titulado “Diezmos, Ofrendas, y Limosnas” declara: “Hoy muchas iglesias no enseñan a diezmar porque no quieren que las personas se marchen. En realidad están robando a las personas las bendiciones de Dios. Cuando el diezmar no es enseñado, ellos permiten que su gente ignorantemente esté robando a Dios. Con esto permiten que el devorador tenga acceso libre a su gente. Luego, la iglesia y las personas no entienden porque no son bendecidos. Cuando el pueblo se vuelva nuevamente a Dios, Él se volverá hacia ellos como ha prometido.”

No mencionaremos al autor de este trabajo, esperando que algún día, se de cuenta de la tontería qué escribió.

En un pequeño párrafo, este hombre condenó a congregaciones enteras que no diezman al devorador. Dice que mientras la gente no diezme, han vuelto sus espaldas a Dios y El no puede bendecirlos. ¡Están robando a Dios! El folleto que he citado es típico de publicaciones como esta. Todos ellos se refieren al mismo manojo de versículos en las Escrituras para justificar su posición.

Usaré éste como un ejemplo de cómo usan las Escrituras para apoyar su punto de vista y mostraré que no solo sacan las Escrituras fuera de contexto, sino que estos versículos fuera de contexto no apoyan la enseñanza del diezmo como el 10% de los ingresos.

Estudiaremos entonces la historia del diezmo en el Antiguo Testamento, veremos el punto de vista de la iglesia primitiva, y lo qué nosotros creemos que es el punto de vista Bíblico correcto sobre el dar.

¿Qué dicen las escrituras?

Quienes enseñan que los Cristianos están obligados a diezmar se pueden categorizar en dos grupos principales: Los que dicen que estamos todavía bajo la Ley Mosaica o porciones de la misma; y los que dicen que el diezmo es parte del Pacto Abrahámico y que es pre-Mosaico. El Pacto Abrahámico, siendo el pacto de fe, es válido para la Iglesia. Ellos dicen, Abraham fue diezmador, por consiguiente nosotros debemos diezmar.

Vamos a tratar primero la falacia del diezmo pre-Mosaico.

Esta enseñanza es usada por pastores que dicen que la Ley Mosaica no está en vigor y por lo tanto no puede imponerse a los Cristianos. Este punto de vista es correcto. No podemos entrar en este tema totalmente porque tomaría demasiado espacio, pero un puñado de versículos podría serle útil a quienes discrepan sobre este punto.

2Cor 3:11 Porque si lo que se desvanecía era por medio de gloria, ¡cuánto más excede en gloria lo que permanece!

2Cor 3:13 No como Moisés, quien ponía un velo sobre su cara para que los hijos de Israel no se fijaran en el fin de lo que se estaba desvaneciendo.

Heb 8:13 Al decir “nuevo”, ha declarado caduco al primero; y lo que se ha hecho viejo y anticuado está a punto de desaparecer.

Gál 4:21-26 Decidme, los que queréis estar bajo la ley: ¿No escucháis la ley? Porque escrito está que Abraham tuvo dos hijos: uno de la esclava y otro de la libre. Pero mientras que el de la esclava nació según la carne, el de la libre nació por medio de la promesa. En estas cosas hay una alegoría, pues estas mujeres son dos pactos: Agar es el pacto del monte Sinaí que engendró hijos para esclavitud. Porque Agar representa a Sinaí, montaña que está en Arabia y corresponde a la Jerusalén actual, la cual es esclava juntamente con sus hijos. Pero la Jerusalén de arriba, la cual es nuestra madre, es libre.

(Realmente podrían leer todo Gálatas y Hebreos)

Brevemente, el Viejo Pacto era entre dos – el acuerdo entre Israel y Yahvé, que los bendeciría si ellos guardaban su parte del pacto y los maldeciría si no lo hacían. Era todo o nada en un solo paquete. A una persona no le era permitido cambiar este acuerdo, escogiendo y eligiendo lo qué le gustara, como si fuera un menú religioso. No podían elegir qué guardar y qué rechazar. Santiago 2:10 nos dice que: “Porque cualquiera que guarda toda la ley pero ofende en un solo punto se ha hecho culpable de todo.”

Casi todas las denominaciones Cristianas han tomado porciones del Pacto de Moisés, “Cristianizándolo,” y los han agregado al Nuevo Pacto. Sin darse cuenta, esto ha hecho que la mayoría de los Cristianos sean culpables de la Ley Mosaica entera (pues debe guardarse toda) cayendo al mismo tiempo de la “gracia” a causa de mezclarla con un pacto que ya no sirve para los que están bajo el Nuevo Pacto.

El hecho de que la mayoría de las denominaciones del cristianismo no tienen claro este punto vital, ha hecho que caigamos de la “gracia que es mediante la fe”, el verdadero poder del Nuevo Pacto. Lo trágico es que la mayoría de los Cristianos no son ni siquiera conscientes de esta “caída de la gracia” que viene desde hace centenares de años. La mayoría de las denominaciones han mezclado el Pacto Mosaico instituido por Moisés, con el Nuevo Pacto, que es la Ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús. (Romanos 8:2) Un pacto trajo muerte (y siempre lo hará) el otro trae Vida. Si cree que cualquier parte del Viejo Pacto compromete al creyente en Cristo, lea lo qué Pablo dice en 2 Corintios 3:4-18, sobre la piedra angular del Pacto Mosaico, que son, los Diez Mandamientos.

2Cor 3:4-18 “Esta confianza tenemos delante de Dios, por medio de Cristo: no que seamos suficientes en nosotros mismos, como para pensar que algo proviene de nosotros, sino que nuestra suficiencia proviene de Dios. El mismo nos capacitó como ministros del nuevo pacto, no de la letra, sino del Espíritu. Porque la letra mata, pero el Espíritu vivifica. Y si el ministerio de muerte, grabado con letras sobre piedras, vino con gloria—tanto que los hijos de Israel no podían fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual se había de desvanecer, ¡cómo no será con mayor gloria el ministerio del Espíritu! Porque si el ministerio de condenación era con gloria, ¡cuánto más abunda en gloria el ministerio de justificación! Pues lo que había sido glorioso no es glorioso en comparación con esta excelente gloria. Porque si lo que se desvanecía era por medio de gloria, ¡cuánto más excede en gloria lo que permanece! Así que, teniendo tal esperanza, actuamos con mucha confianza; no como Moisés, quien ponía un velo sobre su cara para que los hijos de Israel no se fijaran en el fin de lo que se estaba desvaneciendo. Sin embargo, sus mentes fueron endurecidas; pues hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto, el mismo velo sigue puesto, porque sólo en Cristo es quitado. Aún hasta el día de hoy, cada vez que leen a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos. Pero cuando se conviertan al Señor, el velo será quitado. Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. Por tanto, todos nosotros, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.”

Esto debería curar a cualquiera de comprometerse a sí mismo al “ministerio de muerte.” Las consecuencias de esta mezcla han sido catastróficas. Un cuidadoso estudio de la historia de la iglesia debe revelar el daño qué esta mezcla ha ocasionado.

Este artículo no es sobre la Ley Mosaica contra la Gracia, sin embargo el tema tiene que ser tocado, ya que en algo afecta. Volvamos al asunto.

¿Es el diezmo Pre-Mosaico?

Ahora vamos a tratar la enseñanza que dice que el diezmo Bíblico era pre-Mosaico.

El primer lugar donde encontramos ofrendas de cualquier género está en Génesis 4:3-7. Caín trajo una ofrenda del fruto de la tierra al Señor y Abel trajo las primicias y las mejores ovejas de su rebaño. El Señor acepto la ofrenda de Abel, pero no acepto la ofrenda de Caín, lo cual lo enfureció

La mayoría de los Cristianos que enseñan a diezmar, se consideran literales en la interpretación Bíblica, es decir no espiritualizan la Escrituras. Sin embargo cuando tiene que ver con algunos de sus versículo doctrínales, rápidamente abandonan el literalismo y espiritualizan.

En Génesis 4:3, el pasaje arriba mencionado, no hay indicio con respecto a la cantidad ofrecida. Ambos, fruto de la tierra y parte del rebaño son ofrendas aceptables. Uno podría indicar que Abel trajo sangre y Caín no. Podríamos quizás decir que Abel dio de sus “primicias” mientras nada se dice sobre el ofrecimiento de Caín. Podríamos intentar “espiritualizar”, pero si dejamos la Escritura permanecer como está con una interpretación “literal”, no tenemos aquí un “Diezmo Bíblico”. Tenemos dos ofrendas; una aceptada y la otra no.

Tenemos que viajar 2000 años en la historia para encontrar otro rastro de ofrenda al SEÑOR. Venimos a Abraham y su ofrenda a Melquisedec, el rey de Salem. Quiero hacer énfasis en un punto cuando analicemos esta porción de la Biblia. Como dije antes, los literalitas no son muy literales. Si la comprensión de la verdad “espiritual” viene desde un enfoque “literal”, entonces Escrituras como la siguiente no tiene mucho sentido: “Pero el hombre natural no acepta las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura; y no las puede comprender, porque se han de discernir espiritualmente.” (1Corintios 2:14) Si se puede entender la Biblia con la mente natural que usa un enfoque literal de la Escritura, entonces el versículo precedente no es cierto. El hecho es, que las Escrituras y las cosas de Dios necesitan ser “discernidas espiritualmente”. Son “locura” para la “mente natural”. Los Cristianos igualmente pueden ser considerados carnales, con mentalidad carnal. 1Cor 3:1 “Y yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niñitos en Cristo.”

Algunos cristianos, mientras sostienen ser literales, quitan o añaden a las Escrituras para hacer que se ajuste a sus doctrinas, eso es muy carnal. En la próxima porción de la Escritura que miremos pondré esto de manifiesto.

Algunos dice que no estamos bajo la Ley de Moisés, los Cristianos, somos hijos de la fe y el padre de la fe es Abraham. (Hasta ahora están bien.) Luego viene el pequeño paso carnal que muestra que tan no literales, son los literales. Ellos dicen que Abraham fue un diezmador y por lo tanto debemos ser diezmadores. Bien, permítanos ser literales por un momento y miremos lo que la Biblia “literalmente” dice en el Capítulo 14 de Génesis donde se describe la batalla entre nueve reyes, cinco contra cuatro. La primera parte del Capítulo 14, es muy difícil de comprender.

La versión de la Biblia King James no nos lo dice, pero la Biblia Judía llamada el Tanakh (que es el Antiguo Testamento) nos cuenta que algunos de los significados del Hebreo en este Capítulo son imprecisos. (Parece que las Judíos son más honrados en sus traducciones que algunas traductores Cristianos de la Biblia.)

Abram con 318 de sus hombres fue tras los cuatro reyes que saquearon al rey de Sodoma y al rey deGomorra. Abram derrotó a los reyes, y liberó a su sobrino Lot.

Al volver con todos los despojos de guerra, el rey de Sodoma se encontró con Abram en el valle del Rey. Aquí un misterioso rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino y bendijo a Abram. Abram entonces le dio el diezmo de todo el botín de guerra a Melquisedec.

En este momento, el rey de Sodoma le dice a Abram que tome todos los bienes excepto las personas. No está claro en el texto de quien son las persona y los bienes involucrados aquí. Los ejércitos que Abram derrotó habían atacado otros reinos antes de saquear a Sodoma y Gomorra. Cuando Abram los derrotó, debió haber recogido una cantidad tremenda de riquezas y personas que podían ser convertidas en esclavos.

Una cosa está clara en este pasaje, estos “bienes” o despojos no eran propiedad de Abram. Pertenecieron a otros reinos que fueron derrotados por los reyes anteriormente mencionados. El reparto de todos los “despojos de guerra” y de las personas no está completamente claro. ¡Una de cosa sin embargo está clara, Abram no se guardo nada! Además, no hay referencia en la Biblia de que Abram diera al rey de Salem alguna otra cosa, ninguna otra vez. En otras palabras, no hay tradición anterior ni antecedente a este suceso de “diezmar” al rey Melquisedec.

¡Además, no existe el mandato en ninguna parte de la Biblia que otorgue el derecho a ningún humano para ponerse a sí mismos en el lugar del sacerdocio de Melquisedec para exigir los diezmos al pueblo de Dios! El salto desde este evento a la tradición moderna de hoy en día de ofrendar los diezmos al pastor o a la cabeza de una organización, afirmando que esto cumple lo expuesto en Génesis, va más allá del literalismo y más allá de la espiritualización. No se quedan cortos a la hora de torcer la Biblia para su propia ganancia.

Otra cosa, la esclavitud era parte de la vida en esta región, y los despojos de guerra incluían personas. ¿Diezmamos nosotros los enemigos capturados cuando nuestras naciones van a la guerra?

El rey de Sodoma le dijo a Abram que se podía guardar todas las mercaderías, él simplemente quería a la gente. No está claro a que gente se refería él. Podemos presumir que él se refería a sus propios ciudadanos capturados, pero esto es una mera conjetura.

Hay muchas preguntas que pueden hacerse sobre este misterioso pasaje, pero hay también algunos puntos muy claros. Abram dio un décimo de estos despojos de guerra a Melquisedec. Si el punto aquí es el diezmo, entonces Abram tuvo todo el derecho de guardarse el resto, pero Abram lo devolvió todo. Usó una parte para alimentar su ejército y permitió que tres hombres guardaran su parte. Abram no dio un “diezmo total” del 10%. ¡Abram lo dio todo!

“No tomaré ni un hilo, ni la correa de un calzado, nada de todo lo que es tuyo, para que no digas después: “Yo enriquecí a Abram.” (Génesis 14:23)

No hay nada aquí que nos indique que Abram dio una décima parte de sus posesiones personales. Abram dijo: “No tomaré nada de todo lo que es tuyo” Esto muestra que él no diezmó de sus posesiones personales. Se debe notar también, que estos despojos fueron a este rey misterioso de Salem, no al pastor, o a la oficina principal de una denominación, etc. No hay registro bíblico de que Abram hiciera esto de nuevo. Nada hay en la Biblia hasta este punto que indique que Dios quisiera un décimo de todo lo que uno poseyera. Si Él lo hubiera querido, simplemente lo hubiera ordenado, pero no lo ordenó. Abram ofreció voluntariamente una ofrenda-libre de despojos de guerra a un rey misterioso.

Si nosotros tomamos pasajes de la Biblia tal como el anterior, que describe un suceso que ocurrió hace millares de años en culturas totalmente diferentes a las nuestras hoy en día y decimos que deberíamos hacer las mismas cosas, entonces debemos ser consecuentes. ¿Por qué escoger y elegir esos versículos de la Escritura que atraen a nuestras pequeñas mentes carnales? Tomar esta Escritura literalmente significa que todos moriremos de hambre. ¡Acabamos con nada! Mas aún, si seguimos el ejemplo de Abram literalmente, deberíamos estar dándole mucho más de nuestras ganancias al rey de Sodoma!Obviamente, algo más esta ocurriendo aquí aparte de lo qué la tradición nos ha enseñado.

No debemos tomar tradiciones culturales de generaciones pasadas y aplicarlas al día de hoy simplemente porque están en la Biblia. Abraham tomó varios animales y los partió por la mitad cuando hacía un pacto con Dios. ¿Por qué no hacemos lo mismo en nuestra cultura moderna? ¿Por qué los maestros del diezmo son tan selectivos sobre qué tradiciones antiguas poner sobre los hombros del pueblo de Dios? Supongo que los cheques en el plato de las ofrendas son más deseables y menos sucios que pedazos de animales en el altar o en el plato de las ofrendas. Solo porque la Biblia muestra una práctica hecha hace miles de años, no es razón suficiente para continuarla hoy en día. Debemos dividir correctamente la Palabra de Dios.

Hay otro ejemplo del pueblo de Dios recibiendo despojos de guerra, del cual sacaron “ofrendas” para los sacerdotes. ¿Hallaremos este acto consistente con lo qué Abram hizo? Miremos ese suceso.

En el Capítulo 31 de Números, Israel “tomó venganza para el Señor sobre Madián. (Números 31:3)Doce mil Israelitas fueron a la guerra contra Madián. Primero, ellos mataron a todos los varones. Olvide los Acuerdos de Paz de Ginebra sobre el trato apropiado a los prisioneros. Mátelos a todos!! ¿Recuerda como nos sentíamos cuando nuestras tropas eran tratadas de esa manera en la guerra? ¡Ultrajados!

Luego tomaron a las mujeres y a los niños cautivos y los llevaron con el resto del botín, a Moisés, al sacerdote Eleazar y al resto de la congregación. Algunos ministros estarían orgullosos de una congregación como ésta, pero Moisés se enojo con ellos. “Por qué habéis dejado con vida a todas las mujeres? He aquí por consejo de Balaam ellas fueron causa de que los hijos de Israel prevaricasen contra Jehová en lo tocante a Baal-peor, por lo que hubo mortandad en la congregación de Jehová. Matad, pues, ahora a todos los varones de entre los niños; matad también a toda mujer que haya conocido varón carnalmente, pero a todas las niñas entre las mujeres, que no hayan conocido varón, las dejaréis con vida.” (Números 31:15-18)

Ahora podríamos hablar acerca de este pasaje de la Escritura por días y no acabaríamos, así que no analizaremos éste incidente más allá de su relación con el diezmo. No es necesario decir que cualquier ministro que quisiera poner en acción esta orden, terminaría en la cárcel o en la silla eléctrica.

Una simple mirada al Nuevo Testamento para ver como Jesús trató con pecadores Gentiles, dará luz para ver la diferencia entre la “Ley del Espíritu de vida en Cristo” y la Ley de Moisés. ¿Qué hizo Jesús con la mujer Samaritana que tuvo cinco hombres y vivía con un sexto que no era su esposo? ¿La apedreo? ¿Y con la mujer que fue cogida en el mismo acto de adulterio? ¿Tiró Jesús la primera piedra?Jesús nunca ordenó que se matara a nadie! Moisés sí. ¿Cómo debemos los Cristianos tratar a nuestros enemigos? ¿Podría usted como Cristiano matar bebés, niños y mujeres que no sean vírgenes si su gobierno o su pastor se lo ordena? ¡Espero que no! Estos ejemplos y muchos más a través de los libros erróneamente llamados “El Nuevo Testamento” debería revelarnos que el Nuevo Pacto y el Antiguo Pacto son radicalmente diferentes.

“Toma la cuenta del botín que se ha hecho, así de las personas como de las bestias… y partirás por mitades el botín entre los que pelearon, los que salieron a la guerra, y toda la congregación.” (Números 31:26-27) Como vemos las personas eran contadas como botín. Luego el botín fue dividido entre los que fueron a la guerra y los que no fueron. De esos despojos se dio una ofrenda, Aquellos que fueron a la guerra tuvieron que dar al sacerdote Eleazar una de cada quinientas personas, ganado, burros y ovejas. Los que no fueron a la guerra, tuvieron que dar a los Levitas, una de cada cincuenta personas, ganado burros y ovejas.

Contrario a la ofrenda de Abraham a Melquisedec, una buena parte del botín tuvo que ser sacrificado. Luego ellos tuvieron que dar dos – diezmos del uno por ciento al sumo sacerdote. Los que no lucharon tuvieron que dar el 2% a los Levitas (ministros) ¿Si el diezmo era como se predica hoy, o como el incidente de Abraham, por qué esta historia contradice totalmente esta “ley” si el 10% fuera basado en la práctica de entonces? ¿Por qué los que enseñan el diezmos no hacen referencia a ésta Escritura y la estandarizan como base para el dar? ¿O es porque el 10% es mucho más que el 2% o dos diezmos del 1%? Estas fueron órdenes dadas por Dios a Moisés. (Números 31:25) Son palabras de Dios escritas en la Biblia. ¿Por qué los maestros del diezmo evitan referirse a éste pasaje de las Escrituras?

Primero que todo, esto contradice totalmente sus enseñanzas. Más aún, revela algunos aspectos de la Ley de Moisés los cuales ellos prefieren que los laicos no los estudien profundamente. Cuando el Cristiano verdaderamente empieza a ver la diferencia entre el Antiguo Pacto y el Nuevo Pacto, son descubiertos los falsos ministros quienes usan porciones del Antiguo Pacto para esclavizar al pueblo.

Debemos seguir. Pero quiero anotar que esta porción de las Escrituras está llena de verdades espirituales que la “mente literal” nunca será capaz de comprender. Toda la Escritura debe discernirse espiritualmente.

¿Por qué los que enseñan el diezmo no practican también la esclavitud, y la matanza de mujeres y niños? Tal vez lo hacen, pero la mayoría de ellos no se dan cuenta de que son esclavos de un sistema, que pone cargas sobre el pueblo de Dios, cargas que Él nunca puso sobre sus hombros. Pocos Cristianos son conscientes de que están muertos espiritualmente, hasta que salen de los cementerios donde rinden culto.

Habiendo sido parte de algunas iglesias, me asombraba saber en cuántas ocupaciones estaban involucrados los Cristianos, ocupaciones que violaban claramente las leyes del Antiguo Pacto y el espíritu del Nuevo Testamento. Sin embargo no encontré ministros que rechazarán éste dinero aún sabiendo su procedencia. Pase algunas semanas leyendo leyes específicas y los castigos por infringirlas, luego trate de introducirlas en la sociedad actual. Simplemente no funciona. Recuerde, la Ley Mosaica es un contrato que no se puede romper borrando ciertas ordenanzas, ritos o mandamientos. Debe guardarse toda para poder recibir los beneficios prometidos por Dios para aquellos que guarden el pacto. Más aún, éste fue un pacto nacional. El pecado de una sola persona afectaba a toda la nación. Por favor piense bien, es importante entender esto.

Resumiendo “Despojos de Guerra”

Hemos visto dos formas diferentes de cómo se repartieron el botín de guerra. Se debe señalar que este suceso de Abram fue con anterioridad al pacto que Dios hizo con él. El Pacto Abrahámico está en el Capítulo 15 de Génesis. El diezmo de los despojos dados a Melquisedec está en el Capítulo 14. Si Dios hizo una ley en que el 10% de los despojos de guerra pertenecen a Él, entonces debe haber cambiado la ley en el Capítulo 31 de Números. Pero Dios nunca cambia nada. El hecho es que nunca existió una ley que demandará el 10% de los ingresos ni antes ni después de Abraham, ni antes ni después de Moisés, ni antes ni después de Jesús, o antes o después de todos ellos. No ha existido nunca, excepto por parte de pastores mentirosos o ignorantes, que exigen para sí mismos en el nombre de Dios, lo qué Dios nunca les ha dado el derecho de tomar.

El Pacto Abrahámico

La ratificación de lo que llamamos el Pacto Abrahamico, o, el Pacto de Fe, la encontramos el Génesis 15. No se halla ni una palabra sobre el diezmo. Abram trajo: una becerra de tres años, una cabra de tres años, un carnero de tres años, una tórtola y un palomino. Los corto a todos por la mitad excepto los pájaros, ahuyentaba a las aves de rapiña y se quedó dormido. Luego “Sucedió que puesto el sol, se veía un horno humeando, y una antorcha de fuego que pasaba por entre los animales divididos” (Génesis 15:17) Aquí vemos la ratificación del Pacto Abrahamico. Dos luces pasaban por entre los animales mientras Abraham dormía. Aquí está el Pacto de Fe… todo de Dios. El hombre duerme. El hombre nunca puede entrar en un pacto con Dios porque siempre lo rompe. Dios dio la Ley Mosaica para probar esto. Por eso en el Pacto Abrahámico, vemos un acuerdo hecho solo entre uno, Dios con él mismo, mientras Abraham dormía. No hay diezmo aquí.

Jacob

Volvamos a nuestra búsqueda del diezmo en el Antiguo Testamento, vemos que la palabra diezmo se encuentra en Génesis 28:20-22: “Jacob también hizo un voto diciendo: –Si Dios está conmigo y me guarda en este viaje que realizo, si me da pan para comer y vestido para vestir, y yo vuelvo en paz a la casa de mi padre, Jehová será mi Dios. Esta piedra que he puesto como memorial será una casa de Dios, y de todo lo que me des, sin falta apartaré el diezmo para ti.”

Jacob, el nieto de Abraham, pasó la noche a un lugar llamado Luz (árbol de almendra). Tuvo un sueño increíble en que Jehová reafirmó la promesa que hizo con Abraham. Jacob ungió la piedra donde reposó su cabeza cuando durmió y llamó el lugar Bethel, que significa “casa de Dios”. En este punto, Jacob trató de hacer un negocio con Dios. Lo qué vemos aquí, es típico de Jacob, si me beneficio – entonces doy.

Si Abraham había enseñado a sus hijos el diezmo, entonces Jacob no tenia que tratar de hacer un negocio con Dios. Si me das todo lo que quiero, yo te devolveré el 10%. Jacob, hace una promesa condicional a Dios, si me beneficio – entonces doy. No hallamos a Dios contestando a Jacob. (Jacob también llamó a una piedra que él untó con aceite la “casa de Dios.”) ¿Es esa piedra la “casa de Dios”? Si vamos a ser literales, entonces permítanos ser consecuentes. O la piedra es la “casa de Dios,” (o Jacob aún tenía que crecer espiritualmente.)

Mientras encontramos a Jacob jugando a “hagamos un trato,” con Dios, no hallamos ni un solo pasaje en la Biblia que declare que el trato se hizo o que el trato pasara a su descendencia. El hecho de que él tratara de negociar con Dios no tiene nada que ver con nosotros, excepto por el hecho de que muchos de nosotros parecemos tener la misma naturaleza de Jacob y parece que jugamos a los mismos juegos con Dios que Jacob jugó. Hay muchas verdades que podemos aprender de Jacob quien un día llegara a ser Israel, pero diezmar es algo que no podemos aprender de él. No hay nada escrito donde Dios le haya ordenado el diezmo, no hay nada escrito que demuestre que él lo hizo.

José

Si hubo una oportunidad concluyente de Dios para mostrarnos que estaba interesado en el 10% de los ingresos brutos, con José tuvo una ocasión perfecta de dejarlo absolutamente claro. Si usted recuerda, José interpretó un par de sueños que pronosticaban 7 años de buena cosecha seguidos por 7 años de hambre. José, “un hombre en quien estaba el Espíritu de Dios” (Génesis 41:38) dijo al Faraón que recaudara un quinto del grano en los 7 años de abundancia para sustento durante los 7 años de hambre. Estoy seguro que hay grandes verdades que podemos escudriñar en el Capítulo 47 de Génesis pero debemos seguir con el tema del diezmo.

Como el hambre aumentó, José vendió grano a los que vivían en Egipto y Canaán, hasta que José recaudó todo el dinero que se halló en la tierra de Egipto y en la tierra de Canaán. El hambre continuó. Los Egipcios entonces vendieron todo su ganado a José. Al final de ese año vinieron a José nuevamente. En este tiempo compró sus tierras y sus mismos cuerpos a cambio de comida. A estas alturas, el Faraón gracias a la administración de José, poseyó todo en Egipto exceptuando la tierra de los sacerdotes. El Faraón les había dado gratuitamente comida a lo largo de todo este tiempo y por eso no vendieron sus tierras.

José tuvo en ese momento de la historia, una oportunidad perfecta para crear un sistema económico perfecto. ¿Qué hizo él? ¿Instituyó un “diezmo”?

Después de todo, si diezmar era un mandato de Dios en el sistema patriarcal, aquí tuvo José la oportunidad perfecta para establecer el sistema en todo Egipto. Después todos los descendientes de José iban a pasar los próximos siglos en Egipto. Tuvo una oportunidad perfecta de crear un ambiente en el que Jehová los bendijera y no los maldijera. Entonces, ¿Estableció un diezmo del 10% de los ingresos brutos o netos? ¡No! José primero que todo no devolvió al pueblo Egipcio sus posesiones. El capitalismo estaba descartado. Les dio semillas para que sembraran en la tierra que ahora pertenecía al Faraón. Entonces, de la cosecha de las semillas dadas por el gobierno, el 20% fue para el Faraón como era su deseo. A los ciudadanos de Egipto se les permitió que se quedaran con el otro 80%. El pueblo permaneció sirviendo al Faraón.

“Entonces José instituyó como ley en la tierra de Egipto, hasta el día de hoy, que la quinta parte pertenece al faraón. Solamente la tierra de los sacerdotes no llegó a ser del faraón.” (Génesis 47:26)

Se debe señalar que no hay ni un sólo indicio en la Biblia de que durante el tiempo que Israel paso en Egipto estuviera bajo un sistema diferente al que José estableció. Para los que ven tipos y sombras en el Antiguo Testamento, muchos ven en José (significa “Él añade”) como un arquetipo de Jesucristo. Hay muchas cosas que aprender aquí, pero el diezmo no es una de ellas.

Ahora, un 20%, es un impuesto razonable y probablemente saludable para garantizar el funcionamiento de un gobierno. La mayoría de los países de esa época no estaban estructurados como los gobiernos de hoy. Los que enseñan el diezmo, no nos dicen que no existía tal cosa como la separación entre la iglesia y el estado en esa época de la historia. Los reyes y Faraones eran reconocidos frecuentemente como dioses. Esos reinos eran teocracias. Lo qué el rey cobraba al pueblo podía usarse para cualquier cosa desde construir caminos, pagar maestros, hacer guerras, o edificar templos. Como dije, no había separación entre iglesia y estado.

Lo qué José estableció, nos guste o no, era un sistema económico que prohíbe la propiedad privada de la tierra, con un impuesto del 20%. No olvide, que el Espíritu de Dios estaba en él.

No encontramos un 30 a un 40% de impuestos para el gobierno, y después el diezmo, un 10% más para los sacerdotes (pastores) ¡José no instituyó un diezmo del 10% de todo porque Dios no lo requirió! El Faraón, sin embargo, necesitó recaudar los impuestos para que el gobierno funcionara.

Con esto termina cualquier versículo que tenga relación acerca de lo qué nosotros hemos llamado diezmo, con anterioridad a la institución de la Ley Mosaica. Claramente, si Dios instituyó un 10% como el diezmo con anterioridad a Moisés, o los personajes Bíblicos lo ignoraban, o Dios no lo dejó muy claro. La verdad es que Él nunca lo exigió o sugirió.

El Diezmo Mosaico

Mientras tratamos de descifrar si el diezmo en Israel, fue después de que salieran de Egipto; retengamos Santiago 2:10 en mente: Ésta es una advertencia en el Nuevo Testamento sobre las consecuencias por mezclar el Antiguo y el Nuevo Pacto.

“Porque cualquiera que guarda toda la ley pero ofende en un solo punto se ha hecho culpable de toda.” (Santiago 2:10)

Quien quiera imponer el diezmo Mosaico en otros también tendrá que apedrear a su hija o hijo rebelde (Deuteronomio 21:18-21): “Si un hombre tiene un hijo contumaz y rebelde, que no obedece la voz de su padre ni la voz de su madre, y que a pesar de haber sido castigado por ellos, con todo no les obedece, entonces su padre y su madre lo tomarán y lo llevarán ante los ancianos de su ciudad, al tribunal local. Entonces dirán a los ancianos de la ciudad: ‘Este hijo nuestro es contumaz y rebelde. No obedece nuestra voz; es un libertino y un borracho. Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán, y morirá”

Esto eliminaría a bastantes, de una segunda generación de predicadores. Los hijos de los predicadores son notorios por ser muy rebeldes en sus años de adolescentes, debido a verse obligados a proyectar una imagen correcta todo el tiempo.

Alguien que haya comido un filete poco hecho o algún marisco es excomulgado de la congregación, y es separado de las bendiciones de Dios. (Levíticos 17:14, y capítulos 11 y 12) Levítico y Números están llenos de leyes a las cuales la mayoría de los Cristianos no nos gustaría sujetarnos. El cerdo, el tocino, y por supuesto los embutidos están definitivamente prohibidos. Si el esposo de una mujer muere sin tener hijos, su cuñado tendría que engendrarle hijos. Los que practican la tradicional Navidad serían seguramente culpables de idolatría y se les daría muerte. Las imágenes en la mayoría de las iglesias, especialmente las que son cuadros de Jesús, esto calificaría a los pastores también para ser apedreados.

Creo que ya empezó a entender. Los que quieren usar el sistema del diezmo Mosaico para financiar sus iglesias y ministerios, no están dispuestos a aceptar el resto del paquete. Lo siento, pero este siempre fue, es y será un solo paquete, todo o nada. Si no me cree, vea cómo llama Pablo a los Diez Mandamientos en 2 Corintios 3:5-7:

“No que seamos suficientes en nosotros mismos, como para pensar que algo proviene de nosotros, sino que nuestra suficiencia proviene de Dios. El mismo nos capacitó como ministros del nuevo pacto, no de la letra, sino del Espíritu. Porque la letra mata, pero el Espíritu vivifica. Y si el ministerio de muerte, grabado con letras sobre piedras, vino con gloria—tanto que los hijos de Israel no podían fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual se había de desvanecer, ¿Cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu?”

¿Y cual fue la gloria del Antiguo Pacto, cuya gloria se desvanecía como dijo Pablo? ¡Era el ministerio de condenación! A las personas que les gusta juzgar, también les gusta condenar. Les encanta exaltarse a ellos mismos menospreciando a otros. ¡Ese es el ministerio de la letra de la ley; el ministerio de condenación; el ministerio de muerte! Y nos preguntamos por qué hay tan poca vida en la iglesia.

No puedo entrar en una larga discusión acerca de la Ley de Moisés contra la Gracia mediante Jesucristo. Yo solo quiero destacar que Jesucristo vino para cumplir todos los requerimientos de la Ley Mosaica, por nosotros. El último requerimiento de la Ley era: ojo por ojo, diente por diente, vida por vida. La sentencia de muerte cayó sobre todos los descendientes de Adán. En Adán todos murieron. Se necesitó la vida de un hombre inocente para librar a la descendencia de Adán. Vida por vida. Todos los descendientes de Adán (que es toda la humanidad) murieron a causa de su trasgresión.

“Porque si por la ofensa de uno reinó la muerte por aquel uno, cuánto más reinarán en vida los que reciben la abundancia de su gracia y la dádiva de la justicia mediante aquel uno, Jesucristo. Así que, como la ofensa de uno alcanzó a todos los hombres para la condenación, así también la justicia realizada por uno alcanzó a todos los hombres para la justificación de vida. Porque como por la desobediencia de un solo hombre, muchos fueron constituidos pecadores, así también, por la obediencia de uno, muchos serán constituidos justos.” (Romanos 5:17-19.)

Jesús caminó en esta tierra durante 30 a 35 años sin pecado. Cuando murió, quitó el pecado (singular) del mundo. El hizo libres a todos aquellos que murieron en Adán. Un día todos nosotros lo comprenderemos. Hoy día muy pocos Cristianos verdaderamente se dan cuenta de los enormes alcances de la obra justificadora de Jesucristo.

Pero supongamos que yo esté equivocado. Digamos que Jesús no cumplió todos los requisitos de la Ley, y por lo tanto nosotros estamos todavía bajo la Ley Mosaica. Aún cuando ese fuese el caso, el diezmo que los pastores modernos de hoy en día exigen no se halla en la Ley de Moisés.

Una mirada a varios diccionarios bíblicos debería curar a cualquiera de la simple idea de que existe tal cosa como el 10% del total, para el sacerdocio. El Diccionario Harper’s de la Biblia en la página 1.078 nos dice lo siguiente sobre el “diezmo”: “Reconstruir un cuadro claro de la naturaleza y función de diezmar en tiempos bíblicos es sumamente difícil debido a los informes conflictivos, y a los problemas al identificar las fechas y la procedencia de los textos.” Al parecer, el diezmo se entendió y practicó de diversas formas y en tiempos y lugares diferentes a lo largo del período Bíblico.

La declaración anterior puede ser una sorpresa para muchas personas. Es muy triste, porque muestra lo poco que la mayoría de nosotros sabemos sobre la Biblia. Muchos de los que enseñan a diezmar lo quieren de esa manera.

Breve Historia del Diezmo Mosaico

El volumen quinto del Diccionario bíblico por James Hastings, nos dice sobre el “diezmo”: “La historia del diezmo en Israel está en muchos aspectos oscurecida… Es muy notable que ninguna referencia se hace a los diezmos en el Libro del Pacto. Se explica comúnmente esto con la teoría de que los diezmos eran originalmente idénticos a las primicias de los frutos, y que la necesidad de definir más estrictamente la cantidad que se debía pagar, llevó más tarde a la legislación al uso del término que había sido ya empleado en los santuarios del Norte de Israel. Por el contrario, W.R. Smith, piensa que el diezmo era un tributo fijo, comparativamente moderno en su origen. En un período anterior el tributo tomó la forma de las primicias de los frutos, que eran una ofrenda privada. Cuando estos no fueron ya adecuados para sufragar los gastos de unos cultos más elaborados, el diezmo se cobró como una carga fija sobre la tierra.”

Ahora, esto es muy interesante. Los expertos en el estudio del Antiguo Testamento nos dicen que el rastro del diezmo y como este se administró es oscuro. Sin embargo, los modernos pastores de hoy en día citan uno o dos pasajes de Levítico, Éxodo, o Malaquías y nos dicen, “que el 10% del total debería ir a su iglesia local. Los que quieran verlo por si mismos, en vez de creerlo porque lo ha dicho un pastor, descubrirán lo siguiente:

No se haya diezmo de ningún tipo en el Libro del Pacto dado por Moisés que consistió de los Diez de Mandamientos, y de los diversos requerimientos civiles y religiosos. Los fondos para proveer para estas actividades vinieron de ofrendas voluntarias. (Vea Ex. Los capítulos 20-23, Ex. 34:22,29; 36:3,7):

Casi un año después de que el Libro del Pacto fuera escrito, un sistema de diezmo fue instituido. Lev. 27:30-32: “Todos los diezmos de la tierra, tanto de la semilla de la tierra como del fruto de los árboles, pertenecen a Jehová. Es cosa sagrada a Jehová. Si alguno quiere rescatar algo de sus diezmos, añadirá una quinta parte a su valor. Todo diezmo del ganado vacuno o del rebaño, de todo lo que pase bajo la vara, el décimo será consagrado a Jehová.” Por favor note algunas cosas muy importantes aquí. El diezmo era específicamente de la “tierra, ya fuera de las semillas de la tierra o de los frutos de los árboles,” y de los animales que comen de la tierra. Dios específicamente no mencionó la pesca, minería, comercio, carpintería, o diversas ocupaciones profesionales. El foco era un décimo de las semillas y de los frutos de la tierra. ¡Note que si una persona quería pagar dinero en vez del producto de la tierra, tenia que pagar el 20 por ciento más de su valor real! Obviamente dinero no era lo qué Dios quería. Además, con respecto a los animales, el décimo que pasara bajo la vara, sería diezmado. ¡Un hombre con menos de 10 animales no tenia que diezmar de sus animales! Note también, que él no podía redimir a los animales, es decir, dar dinero en vez del animal. Ponga un pollo muerto en el plato de las ofrendas la próxima semana y vea si su pastor está interesado en que usted cumpla la ley o si el / ella está más interesado en su dinero. Su reacción debe decirle algo.

Cuando buscamos en toda la Biblia lo que trata del diezmo, únicamente los propietarios de la tierra y de los animales tenían que diezmar esos artículos. ¡Los sirvientes o los esclavos que trabajaban esa tierra no diezmaban, el producto no pertenecía a ellos!

Puede haber una excepción al punto anterior. En 1ª de Samuel Capítulo 8 se nos cuenta, que entonces los hijos de Israel quisieron ser como las otras naciones de alrededor. Querían un rey. Esto desagradó mucho al profeta Samuel. Samuel oró y el Señor le contestó: “Escucha la voz del pueblo en todo lo que te diga, porque no es a ti a quien han desechado. Es a mí a quien han desechado, para que no reine sobre ellos… Ahora pues, escucha su voz, pero adviérteles solemnemente y declárales cuál será el proceder del rey que ha de reinar sobre ellos.” (Use su imaginación y traiga ese pasaje al día de hoy. Obvio, las carrozas han sido reemplazadas por carros, ya no tenemos reyes pero tenemos aquellos que actúan como tales) Este será el proceder del rey que reine sobre vosotros: Tomará a vuestros hijos y los pondrá en sus carros y en su caballería, para que corran delante de su carro. Nombrará para sí jefes de millares y jefes de cincuenta. Hará que aren sus campos y sieguen su mies, que fabriquen sus armas de guerra y el equipo de sus carros.Tomará a vuestras hijas para que sean perfumadoras, cocineras y panaderas. También tomará lo mejor de vuestras tierras, de vuestras viñas y de vuestros olivares, y los dará a sus servidores. Tomará el diezmo de vuestros granos y viñedos para dárselo a sus funcionarios y servidores. Tomará a vuestros siervos, a vuestras siervas, vuestros mejores bueyes y vuestros mejores asnos para ocuparlos en sus obras. También tomará el diezmo de vuestros rebaños, y vosotros mismos seréis sus siervos. Aquel día clamaréis a causa de vuestro rey que os habréis elegido, pero aquel día Jehová no os escuchará.” (1 Samuel 8:4-18) Es triste decir que muchos Cristianos hoy día no están suficientemente familiarizados con la historia de la iglesia para descubrir, que ella también ha rechazado al SEÑOR, y ha puesto reyes sobre ella para ser gobernada, y esquilada por ellos. Los que tan fuertemente enseñan a diezmar se parecen mucho al “rey” descrito. ¡Y estos reyes nos separan de nuestro verdadero Rey! ¡Así diezma la iglesia moderna!

Cuando Israel cambió de ser nómada en el desierto a una nación con linderos y ciudades permanentes, las regulaciones sobre el diezmo cambiaron de nuevo, nunca hubo un conjunto de “diezmo Bíblico”. Los Capítulos 12 y 14 de Deuteronomio nos cuentan algunos de los cambios. Deuteronomio 12:8 nos dice: “No haréis como todo lo que nosotros hacemos hoy aquí, cada uno como le parece bien.” (antes de entrar a Canaán) Cuando Israel entró en Canaán, entonces establecen un sistema para distribuir los diezmos, impuestos, ofrendas, etc., para cuidar logísticamente un país de 200 por 50 millas de superficie.

Debido a la incomodidad de tener que llevar grano y animales, quizás tan lejos como 100 millas, el 20% de sobreprecio por cambiar el diezmo se dejó. Deuteronomio 14:24-26. Además, se les permitía gastar ese dinero en cualquier cosa que deseara su corazón: Entonces darás el dinero por todo lo que apetezcas: vacas, ovejas, vino, licor o por cualquier cosa que desees. Y comerás allí delante de Jehová tu Dios, y te regocijarás tú con tu familia.”

En Deuteronomio 14:23 dice que cada tercer año, el diezmo de los productos serán dados a los Levitas, forasteros, huérfanos y a la viuda que estén dentro de sus puertas, para que ellos puedan comer y estar satisfechos. Por favor note, que hablamos de personas que no pasan hambre.

Uno de los propósitos del diezmo era para proveer para los Levitas. Los Levitas recibieron un reparto menor de tierra que las otras tribus. Los Levitas ejercieron muchas de las funciones religiosas de la comunidad, pero también la judicial, gubernamental, y educativa. En otras palabras, el diezmo se usó también para propósitos seculares. Los levitas eran frecuentemente músicos, administradores, arquitectos, jueces, profesores, escribientes, doctores, lo qué llamaríamos hoy “gente profesional”. El Levita también diezmaba del diezmo recibido para los sacerdotes. Los sacerdotes no tenían que diezmar. Me doy cuenta que la mayoría de las personas igualan a los Levitas con los “sacerdotes,” pero en alguna parte de la historia de Israel, se desarrollaron dos clases diferentes.

Los responsables de conseguir dinero de sus congregaciones frecuentemente usan Escrituras que no trata del diezmo, para enseñar a diezmar. Las leyes que se centran sobre las primicias y los primogénitos son diferentes de las leyes acerca del diezmo. Para primogénito ver Núm. 3:12,12, 40-45; 8:16-18. Para las primicias veamos Lev. 23:10-14; Números18:12-28. Si nosotros re-instituimos todas estas Leyes Mosaicas que tratan de sacar algo del pueblo de Dios, ¿por qué no re-instituir todas ellas? Por supuesto que sería ridículo. Tendríamos que empezar a sacrificar corderos y a matar los hijos rebeldes. ¡Recuerde, él que quebranta la Ley de Moisés en un punto, es culpable haberla quebrantado toda!

Cuando los hijos de Israel estaban en su tierra, se les requería ir a Jerusalén para tres fiestas al año. ¡Una porción de su diezmo era usada por ellos para regocijarse! El 10% de los ingresos brutos, además de pagar los impuestos federales, estatales y locales, no es nada para regocijarse, especialmente cuando la mayoría de las iglesias no permiten usar una porción del diezmo para “regocijarse con vino o una bebida similar”.

Parece que el diezmo varió de año en año. Los eruditos (incluyendo a los Rabinos Judíos) están en desacuerdo el uno con el otro, en cómo se hizo esto exactamente. Un erudito sugirió que en el séptimo año, período sabático, el primero, segundo, cuarto, y quinto año, el diezmador podía comer del diezmo en el templo conjuntamente con los Levitas. En el tercero y sexto año, el diezmo permanecía en cada pueblo en vez de llevarlo a Jerusalén. Este era para cuidar de los huérfanos, forasteros, viudas, y Levitas.

En el séptimo año, nada podía ser plantado, no había cosecha, ni diezmo. (Levítico 25:1-7) ¿Los pastores que predican el diezmo, dan a su congregación un descanso cada 7 años? No he encontrado uno todavía. (Les dije que ellos no podían haber sacado su enseñanza del diezmo de la Biblia)

Los Levitas no vivieron completamente del diezmo. Ellos únicamente ministraban en el templo dos veces al año, una semana cada vez. Éxodo 23:14-17; Deuteronomio 16:16. A ellos se les dio una parte de tierra alrededor de sus ciudades (Números 35:4) Estas tierras eran propiedad perpetua de los Levitas. (Levítico 25:34)

Solamente los Levitas podían recibir el diezmo. Jesucristo mismo no podía recibir el diezmo, porque Él era de la tribu de Judá. Recuerde, la Ley Mosaica es un contrato que debe cumplirse todo, no puede fragmentarse. Los Levitas ya no están, ni los Judíos modernos les pueden diezmar.

Es importante notar también que la Ley Mosaica fue un sistema solo para Israel. El sistema no requería que Roma, Grecia, Babilonia o los indios Americanos diezmaran.

Los Judíos modernos no diezman.

Los Rabinos Judíos (esos quienes deben saber la Ley Mosaica mejor que los pastores), no cobran diezmos porque ellos saben que únicamente los Levitas pueden cobrar el diezmo. Debido a la destrucción de los archivos genealógicos cuando la destrucción del Templo en el año 70 DC, ellos no pueden localizar a los verdaderos Levitas. Usan un sistema de, tantos dólares por cada asiento en sus sinagogas para levantar fondos para el mantenimiento de sus sinagogas. Por supuesto, los asientos más destacados tienen un precio más alto, pero no es el diezmo. ¿Ahora, no es esto asombroso? Me pregunto ¿cuántos pastores pueden probar que son descendencia biológica de Aarón? Recuerde, este no es el sacerdocio de Jesucristo.

Creo que hemos recorrido bastante terreno sobre el verdadero diezmo Bíblico para mostrar, que lo que enseñan hoy como “diezmo Bíblico” no es nada mas que una gran estafa – incluso aun más, es un completo fraude.

Ahora cuando digo esto, me doy cuenta que hay millares de pastores sinceros y personas no expertas quienes enseñan y practican el diezmo. Por favor compréndame. Yo no lo estoy atacándole a usted. Es muy fácil trasmitir tradiciones de hombres, y acabar nosotros mismos ignorando las Escrituras y los caminos de nuestro Padre. Muchos que leen esto ahora mismo, probablemente se asombraran de lo poco que conocían referente a lo qué dice la Biblia sobre el diezmo. Ahora lo sabe. Ahora es responsable de lo que sabe. Arrepiéntase. En Él hay perdón, y él tiene el poder de hacer que todas las cosas obren para nuestro bien, incluyendo nuestras equivocaciones.

Quienes diezman probablemente no se sientan mal por dar el diezmo, como esos ministros quienes enseñaron a los Cristianos que había que hacerlo. Pero cuando vean realmente cuanto mal en lugar de bien han hecho esos diezmos, verán que se necesita arrepentimiento. Pídale al Espíritu Santo que le muestre cómo el sistema religioso que institucionalizó el diezmo, ha creado obstáculos para que la gente llegue a Cristo. Más aún, éste sistema ha impedido que millones de Cristianos tengan una relación más profunda con Dios, ha impedido que muchos entren en su llamamiento. El sistema del diezmo ha sido usado para crear un sacerdocio que no es legal bajo el Nuevo Pacto, ha sido el instrumento para crear un sacerdocio y estructura laica que no fue la intención del Señor bajo la administración de la Gracia. Ha impedido que mucha gente pobre llegue a la iglesia. Aquellos orgullosos diezmadores deben ver que participar de un sistema como éste, no enorgullece. Tenemos un Padre Misericordioso capaz de tratar con nuestra auto-suficiencia de la forma correcta, pero debemos ir a Él y dejar que nos revele nuestros errores, y arrepentirnos de nuestras muertas tradiciones.

Al analizar el folleto “Diezmos, Ofrendas, y Limosnas”, noté que el autor evitó casi todos esos versículos que he mostrado en el estudio del verdadero diezmo Bíblico bajo el Viejo Pacto. Citó toda clase de Pasajes no relacionados sobre el sacrificio de Isaac, Santiago hablando de como nuestra fe se hace perfecta mediante obras, Ana que hace un voto a Dios dando limosna al pobre, etc. Pero evitó casi completamente, Levítico, Deuteronomio, Éxodo, y Números que es donde se define el diezmo. ¿Por qué? ¡Porque el 10% de los ingresos que él predica no está allí! Mientras los Cristianos no estudien para comprobar por sí mismos, entonces, tal vez, merecen ser esquilados por lobos vestidos de ovejas!

Ahora este pequeño folleto al que me he referido, cita el Libro de Malaquías en 6 ocasiones diferentes – más que cualquiera de los Libros que realmente apoyan, y tratan el diezmo en el Antiguo Testamento.

“¿Robará el hombre a Dios? ¡Pues vosotros me habéis robado! Pero decís: ‘¿En qué te hemos robado?’ ¡En los diezmos y en las ofrendas! Malditos sois con maldición; porque vosotros, la nación entera, me habéis robado. Traed todo el diezmo al tesoro, y haya alimento en mi casa. Probadme en esto, ha dicho Jehová de los Ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos y vaciaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.” (Malaquías 3:8-10)

¿Cuántas veces ha oído usted este pasaje, usado para hacer sentir culpable a la gente por no aportar para un nuevo aparcamiento, campanario, fondo misionero, nuevo órgano, etc.?

¡El enfoque del diezmo era agrícola y ganadero, por todas las partes del Antiguo Testamento, era comida! Comida para el Levita, comida para el forastero, comida para la viuda, comida para el huérfano y Dios no cambia de tema en Malaquías. El tema es todavía “alimento en Mi casa.” ¡Es muy triste que los pastores de las iglesias no se den cuanta, que la iglesia primitiva no estaba preocupada por las túnicas del coro, asientos, órganos, los fondos de jubilación de los pastores, levantar fondos, retiros, nuevas alfombras, etc. En la iglesia primitiva no había ninguna de esas cosas, de hecho no querían nada de eso! Los pastores quienes tanto se interesan en que el 10% sea del total, están construyendo sus propios reinos que comúnmente requieren mucho dinero. Jesús está construyendo Su iglesia de una manera completamente diferente, y Él no necesita sillas alfombradas, vidrios de colores ni campanario para conseguir que el trabajo sea hecho.

La próxima vez que un pastor o uno de los ancianos, diáconos, consejero financiero itinerante, o evangelista ponga culpabilidad en usted sobre el diezmo, compre un camión cargado de trigo y descárguelo sobre el púlpito y mire su reacción. “Alimento en mi casa”. Usted habrá cumplido la Ley del Antiguo Testamento perfectamente, si fuera un propietario de tierras y no fuera el 7º año. Si llevó la carga del camión en el séptimo año, rompió la ley y esta bajo maldición. ¿No es asombroso?

Con esto no quiero decir que no es apropiado dar dinero para los distintos ministerios. Por supuesto que hay muchas necesidades financieras. Pero, cómo se levanta este dinero, qué tan bien se administra y cuál es el propósito, es el verdadero punto.

¿Se Diezma en el Nuevo Testamento?

Este pequeño folleto al que me he referido dice que el diezmo, significa el 10% de sus ingresos, y que es también una ordenanza del Nuevo Testamento. El folleto cita: Lucas 11:42:“¡Ay de vosotros, fariseos! Porque diezmáis la menta, la ruda y toda hortaliza, pero pasáis por alto el juicio y el amor de Dios. Es necesario hacer estas cosas, sin pasar por alto aquéllas.”

De este versículo, el escritor del folleto, deduce que dar el 10% del total era una enseñanza del Nuevo Testamento. Veamos si este “razonamiento” es correcto.

Jesús nació bajo la ley. “Ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido” Simplemente porque Jesús dijo esto en Mateo 5:18, no significa que estaba enseñando el Nuevo Pacto. El Nuevo Pacto no es el conjunto de libros desde Mateo hasta Apocalipsis. No se ratificó el Nuevo Pacto hasta que Jesús ofreció Su sangre en el cielo, que fue después de Su resurrección. Hasta entonces, el Viejo Pacto, y el Sacerdocio Levítico estaban todavía en vigor. Jesús mismo les dijo “hagan lo que ellos les digan, pero no lo que ellos hacen” (Mateo 23:1-4) (Recuerde, Jesús estaba hablándole a un pueblo Judío que estaba bajo la Ley Mosaica. No se aplique lo que fue dicho a otra gente bajo otra administración)

Ahora, no es interesante que lo qué los Fariseos diezmaban fuesen productos de la tierra. No diezmaban la pesca, las gemas, los tejidos, etc. Pero aunque diezmaran las más pequeñas de las semillas, la palabra a ellos fue de “¡ay de vosotros!” no “bienhechor pero fiel diezmador”. (Lucas 11:42) El otro relato del diezmo que cita el autor del folleto inadecuadamente está en Lucas 18:12-14: Entre el diezmador que “ayunaba dos veces a la semana y daba diezmos de todo lo que poseía” y el publicano, un pecador – fue el pecador quien se “fue a su casa justificado” y no el diezmador. ¡Tantas bendiciones para los diezmadores!

Se debe señalar en este momento, que Jesús condenó al Fariseo que diezmaba hasta las más pequeñas semillas, pero descuidaba otras partes de la ley que trataban del justo juicio y del amor de Dios. “Mas ¡ay de vosotros fariseos! que diezmáis la menta y la ruda, y toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios.” (Lucas 11:42 y Mateo 23:23)

También hay que tener presente que cuando Jesús dijo a la gente que cumplieran los mandamientos de Moisés, Él no estaba condonando sus mandatos y acciones. Él reconocía la autoridad que Dios estableció. El Sacerdocio Levítico era válido, establecido por Dios mismo. Pero cuando el árbol no produjo el fruto del reino, Él lo maldijo. Cuando uno estudia el fruto de la Ley de Moisés y el Árbol del Conocimiento del bien y del mal, encuentra grandes similitudes, y verdades poderosas. La Ley nos dice lo que es bueno o malo, pero ella solo produce muerte, porque por la Ley nadie será justificado. La Ley solo fue hasta que llegara la simiente prometida y esa fue Jesús, el Mesías.

En resumen entonces, el Nuevo Pacto no comenzó con el Evangelio de Mateo. Comenzó cuando las cosas celestiales que eran sombras de los bienes venideros, fueron rociadas con la sangre del Cordero, de Jesús el Mesías. Jesús habló bajo la Ley de Moisés, y dijo a los que le escuchaban que la guardaran porque estaban todavía bajo ella. También les dijo que no hicieran como aquellos intérpretes de la Ley que “invalidaban la palabra de Dios mediante la tradición “. Cuando uno estudia el sacerdocio de Israel, sus prácticas políticas, religiosas y económicas, y las compara con el sistema eclesiástico del Cristianismo hoy en día, se sorprende de su similitud. Los diezmos han producido muchos templos físicos, (iglesias, monasterios, catedrales etc.) pero no se ha manifestado en el verdadero templo de Dios. El diezmo fue solo una sombra de lo que el espíritu de amor da, no basado en porcentajes.

¿Como se Financió la Iglesia Primitiva?

No debería ser ninguna sorpresa que las congregaciones Cristianas primitivas, se financiaran de la misma manera que la sociedad Israelita primitiva se financió – mediante ofrendas al libre albedrío, que según Moisés, fue más que suficiente para lo que se necesitó.

“Tanto hombres como mujeres, toda persona de corazón generoso vino trayendo prendedores, aretes, anillos, collares y toda clase de objetos de oro. Todos presentaron a Jehová una ofrenda de oro… Los hijos de Israel, todos los hombres y mujeres cuyo corazón les movió a la generosidad para ofrendar para toda la obra que Jehová había mandado por medio de Moisés que se hiciera, trajeron una ofrenda voluntaria a Jehová… Y ellos tomaron de delante de Moisés toda la ofrenda que los hijos de Israel habían traído, para que se llevara a cabo la obra de la construcción del santuario… Pues ya había material suficiente para hacer toda la obra, y aun sobraba.” (Éxodo 35:22, 29 y 36:3, 7)

Cuando el pueblo de nuestro Padre da según Su corazón, y hace el trabajo al que Él lo ha llamado, y lo hace a Su manera, esas ofrendas de corazón serán suficientes y más que suficientes. ¡La clave: es un corazón dispuesto, y el trabajo apropiado!

Los historiadores de la iglesia lo dejan muy claro, las congregaciones Cristianas primitivas no se financiaron con diezmo de ninguno tipo. Al parecer los promotores del diezmo no leen mucho la historia del Cristianismo primitivo. La Enciclopedia Británica nos dice que: “La Iglesia Cristiana dependió al principio de regalos voluntarios de sus miembros”. El Diccionario Hasting de la Iglesia Apostólica, dice: “se admite universalmente que el pago de diezmos o décima parte de las posesiones, para propósitos sagrados no se halló dentro de la Iglesia Cristiana durante la edad cubierta por los apóstoles y sus sucesores inmediatos”. La Americana declara: “El diezmar no fue practicado en la Iglesia Cristiana temprana”. Aún, la Iglesia Católica, notoria por sus muchos planes financieros, dice en la Nueva Enciclopedia Católica: “La Iglesia primitiva no tuvo sistema de diezmos… no porque no hubiera necesidad de soporte financiero para la iglesia, sino porque los otros medios parecieron bastar.”

El Diccionario Bíblico Ilustrado Nelson’s, recién publicado dice: “En el Nuevo Testamento la palabra diezmo o diezmar solo aparece 8 veces (Mateo 23:23; Lucas 11:42 y 18:12; Hebreos 7:5-6, 8-9) Todos estos pasajes se refieren al uso en el Antiguo Pacto y a la practica judía de entonces. En ninguna parte el Nuevo Testamento expresamente ordena a los Cristianos a diezmar.

Hallo irónico que la Iglesia Católica Romana, que trajo tantos rituales y tradiciones del Antiguo Testamento y las introduje a la iglesia en forma modificada, al principio no participó en la usura, interés sobre el dinero. Ellos sentían que la usura no era Bíblica a causa de pasajes tales como Éxodo 22:25; Levítico 25:35-37; Deuteronomio 23:19-20; Nehemías 5:7,10; Salmos 15:5. Para financiar todas sus guerras y planes de edificación, los papas y los reyes asignaron Judíos en su corte para que hicieran este tipo de “trabajo sucio”. Esto quizás contribuyó a que principalmente gente Judía llegaran a ser destacados banqueros, que son los prestamistas del dinero de los Cristianos.

¿No es interesante que los que utilizan el Antiguo Testamento para apoyar el diezmo de los Cristianos, misteriosamente evitan las Escrituras donde dice que cobrar intereses es ilegal? Estos mismos promotores del diezmo comúnmente tienen abundante dinero colocado a todo tipo de interés, que sostiene obligaciones del Estado, cuentas de ahorro, acciones, etc. De hecho, cada vez una bala o una bomba en diversas guerras se lanza para matar a alguien, millares de iglesias a través de América tienen ganancias. ¿Cómo, se preguntará? Las iglesias y las oficinas principales de denominaciones tienen billones de dólares invertidos en centenares de negocios rentables, relacionados con empresas que cobran intereses. La mayoría de las iglesias invierten en inversiones conservadoras, tales como fondos mutuos en compañías de primera clase como contratistas de defensa. Algunos de ellos son igualmente controlados por organizaciones religiosas tales como la Iglesia Católica Romana. Cuando estos contratistas de defensa, como la MacDonnell Douglass, vende sus maquinas de guerra a nuestro gobierno, los accionistas, de los cuales muchos son iglesias, tienen ganancias. Las máquinas de guerra se hacen para matar personas. La iglesia invierte en muchas compañías que fabrican productos que matan y dañan a la humanidad. Nos sorprenderíamos al saber cuantas organizaciones Cristianas se lucran de la industria militar. (Para más información puede escribir solicitando la cinta “La Iglesia es una Prostituta Rica”)

No fue hasta después de Constantino (siglo cuarto DC) quien estableció el Cristianismo como la religión del Imperio Romano, que la ofrenda voluntaria se reemplazó por varios métodos obligatorios para recoger fondos. Constantino inició un programa de construcción enorme. Construyó iglesias, renovó templos paganos, para usarlos en lo que llegó a ser el Catolicismo Romano. Antes, los creyentes no necesitaban edificios decorados, después de todo ellos sabían que eran el verdadero templo de Dios, no edificios construidos en la misma forma de templos paganos solo con algunos temas bíblicos adicionales. Les recomiendo estudiar lo que Constantino y su madre hicieron para pervertir el Cristianismo.

Volvamos con la financiación en el Nuevo Pacto. De Mateo a Apocalipsis hay cantidad de Escrituras que tratan del dar en la forma correcta. Hay muchas para ponerlas todas en esta pequeña publicación. Pero unas bastará.

A lo largo de la Biblia, Antiguo y Nuevo Testamento, Dios deja bien claro que Él no está interesado en nuestras “ofrendas de sacrificio”. “Escucha, oh pueblo mío, y hablaré; testificaré contra ti, oh Israel. Yo soy Dios, el Dios tuyo. No te reprocharé con respecto a tus sacrificios, ni por tus holocaustos, que siempre están delante de mí. No tomaré toros de tu casa, ni machos cabríos de tus rediles; porque míos son todos los animales del bosque, los millares del ganado en mis montes. Conozco todas las aves de las alturas, y las criaturas del campo son mías. Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti, porque mío es el mundo y su plenitud. ¿He de comer la carne de los toros? ¿He de beber la sangre de los machos cabríos? ¡Sacrifica a Dios acciones de gracias! ¡Paga tus votos al Altísimo! Invócame en el día de la angustia; yo te libraré, y tú me glorificarás.” (Salmo 50:7-15)

“Porque no quieres sacrificio que yo lo daría, no quieres holocausto. Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.” (Salmo 51:16-17) “Sacrificio y ofrenda no quisiste, pero me preparaste un cuerpo. Holocaustos y sacrificios por el pecado no te agradaron. (Hebreos 10:5-6 y Salmo 40:6-8)

Nuestro Padre lo aclara suficientemente, nosotros no tenemos nada que no pertenezca a Él. Ofrende el 10% de sus ingresos o el 90% o todo, no significa nada para Él. Él sabe que todo le pertenece a él. Somos nosotros quienes lo olvidamos. ¡Lo que Él realmente quiere es nuestra sincera gratitud, nuestro agradecimiento por lo qué Él nos ha dado!

Puede ser una sorpresa para muchos Cristianos, pero Dios no necesita ventanas con cristaleras de colores, torres en forma de agujas, alfombras afelpadas, cruces llamativas, y un sinfín de cosas que se compran con los “diezmos”. Él probablemente preferiría un toro a una torre en forma de aguja. Por lo menos Él hizo el toro, él no hizo ni autorizó a los líderes de la iglesia que se gastaran esos diezmos en muchas de las “cosas” en que se gastan.

¿Me permite preguntarle, “Como envió Jesús fuera a los discípulos? ¿Les dio Él un Cadillac, o una Tarjeta American Express en el nombre del ministerio como muchos modernos evangelistas Estadounidenses hacen hoy? No, los envió lejos con nada y ellos fueron provistos con todo lo que necesitaron donde fueron.

“He aquí yo os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforjas, ni calzado; ni saludéis a nadie por el camino. Posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario. No andéis de casa en casa. (Lucas 10:3,4,7)

Quizás se debe dejar claro este punto, que Jesús no usó ningún dinero de la Tesorería de Israel de la que seguramente los diezmos de la tierra y el ganado eran parte. .Como mencionamos antes, Jesús, siendo de la tribu de Judá y no de la tribu de Leví, no podía recibir legalmente diezmos. Jesús se financió por medio de ofrendas voluntarias de diversas personas.

“Juana, la mujer de Cuza, administrador de Herodes; Susana, y muchas otras. Ellas les servían con sus bienes.” (Lucas 8:3)

A veces Jesús proveyó milagrosamente para Sí mismo como cuando le dijo a Pedro que pescara un pez para pagar el impuesto del Templo.

Pablo no Recibió Diezmos

Los esfuerzos misioneros de Pablo deberían dejar suficientemente claro que los diezmos, de los productos agrícolas y del ganado, o el 10% de los ingresos no es enseñado en el Nuevo Testamento. De todos los escritores del Nuevo Testamento, Pablo habría sido el más capacitado para usar los pasajes del Antiguo Testamento y conseguir que la gente le diera el diezmo para sufragar sus gastos. Pero Pablo no citó un solo versículo de la Escritura para hacer que le dieran el diezmo, ni uno. Seguramente pudo hacerlo, porque el Templo y su sistema de sacrificios estaba todavía vigente durante su vida. Pero Pablo sabía que los Levitas eran los únicos que podían cobrar diezmos. Pudo haber hecho a algunos Levitas sus tesoreros y entonces conseguir los diezmos, pero él no lo hizo. Cuando citó el Antiguo Testamento para justificar ayuda financiera, citó Deuteronomio 25:4: “No pondrás bozal al buey cuando trilla. (1 Corintios 9:9) El lo cita nuevamente en 1ª Timoteo 5:17,18: “ Los ancianos que dirigen bien sean tenidos por dignos de doble honor, especialmente los que trabajan arduamente en la palabra y en la enseñanza. Porque la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla. Además: “El obrero es digno de su salario.” (Doble honor en Griego, significa remuneración monetaria.)

¿Por qué no los atacó Pablo, con algunos versículos fuertes sobre el diezmo, y luego soltarles el pasaje de Malaquías “ustedes están robando a Dios”, como muchos predicadores modernos hacen? ¡Porque Pablo conocía el Antiguo Pacto mejor que los predicadores modernos! ¡El sabía que había un nuevo templo, un nuevo sacerdocio, y nuevo pacto, una nueva manera de dar – del amor de Cristo en su corazón! Así como nuestro Padre da.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito,” Aquí está nuestro ejemplo de dar. “Habéis oído que fue dicho: Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, y orad por los que os persiguen; de modo que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tenéis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y si saludáis solamente a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen eso mismo los gentiles? Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.” (Mateo 5:43-48)

“ Y digo esto: El que siembra escasamente cosechará escasamente, y el que siembra con generosidad también con generosidad cosechará. Cada uno dé como propuso en su corazón, no con tristeza ni por obligación; porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo necesario, abundéis para toda buena obra; como está escrito: Esparció; dio a los pobres. Su justicia permanece para siempre. El que da semilla al que siembra y pan para comer, proveerá y multiplicará vuestra semilla y aumentará los frutos de vuestra justicia. Esto, para que seáis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce acciones de gracias a Dios por medio de nosotros. Porque el ministrar este servicio sagrado no solamente suple lo que falta a los santos, sino que redunda en abundantes acciones de gracias a Dios. Al experimentar esta ayuda, ellos glorificarán a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por vuestra liberalidad en la contribución para con ellos y con todos. Además, por su oración a vuestro favor, demuestran que os quieren a causa de la sobreabundante gracia de Dios en vosotros. ¡Gracias a Dios por su don inefable! (2 Corintios 9:6-15)

¿Puede algo ser más simple? Supongo que esos que tienen ojos y no ven, nunca harán nada por ver. Los Fariseos, ya sean Judíos o Cristianos siempre pondrán cargas en los hombros de otras personas, que ellos no están dispuestos ha llevar.

A principios del trabajo misionero de Pablo, él proveyó para sí mismo con su habilidad para fabricar carpas. “ Vosotros sabéis que estas manos proveyeron para mis necesidades y para aquellos que estaban conmigo. En todo os he demostrado que trabajando así es necesario apoyar a los débiles, y tener presente las palabras del Señor Jesús, que dijo: ‘Más bienaventurado es dar que recibir.” (Hechos 20:34-35) Muchos de sus primeros conversos fueron Judíos. Seguramente, si Pablo hubiera tenido derecho para recibir diezmos, ellos se lo habrían dado. Pero no era legal. Pablo era un Benjamita.

Más tarde en su ministerio, cuando habían sido establecidas algunas iglesias, él “despojó a unas iglesias para predicar a otros.” “¿Cometí pecado humillándome a mí mismo para que vosotros seáis enaltecidos, porque os he predicado gratuitamente el evangelio? He despojado a otras iglesias, recibiendo sostenimiento para ministraros a vosotros.” (2 Corintios 11:7-8)

Algunos Cristianos no dan nada a los ministros porque creen que el pastor debería tener también un trabajo y vivir a sus propias expensas. Pero no toman realmente en cuenta toda la Biblia cuando llegan a esa conclusión. Algunos Cristianos usan Hechos 20:34-35, como una excusa para no apoyar a quienes trabajan en la viña de Dios constantemente. Esta excusa para ocultar su propio egoísmo no es apoyada por la Biblia.

Todos nosotros, quienes somos Cristianos, somos llamamos para ser Cristianos tiempo completo. Desgraciadamente, muchos Cristianos son Cristianos por dos horas el domingo y quizá una hora o más en mitad de semana. Pero hay también quienes son llamados a un ministerio tiempo completo de diferentes maneras. Algunos de estos, Pablo dice que son dignos de “doble honor.” Este término Griego incluye mucho más que un “pláceme por un trabajo bien hecho.” El término habla también de remuneración financiera.

“¿No sabéis que los que trabajan en el santuario comen de las cosas del santuario, es decir, los que sirven al altar participan del altar? Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.” (1 Corintios 9:13-14)

De nuevo, por favor note que en todas las referencias de Pablo al Antiguo Testamento, él nunca citó ningún pasaje del diezmo. No lo hizo porque sabía que él era ministro de un templo diferente. Fue sacerdote de un nuevo sacerdocio, y él estaba ministrando desde un nuevo lugar, no desde la letra de la ley que mata, sino desde el Espíritu que da la vida. Pablo nunca usaría algunas de las maneras engañosas que usan muchos pastores para sacar dinero a la gente.

He visto a pastores usando la historia de Ananías y Safira en su mensaje del Domingo para conseguir una buena ofrenda. Esta historia está en el libro de los Hechos, sin embargo, no tiene nada que ver con el diezmar. Probablemente dieron mucho más que el 10% por la venta de la propiedad. ¡Tiene que ver con mentirle a Dios!

“No has mentido a los hombres, sino a Dios.” (Vea Hechos 5:1-11)

Algunas oficinas principales de denominaciones van más lejos en torcer la Biblia, y sostienen que en 1ª Corintios 16:1-3 dice que el dinero de las iglesias debe ir a la sede central y luego desde allí ser redistribuido.

“En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la misma manera que ordené a las iglesias de Galacia. El primer día de la semana, cada uno de vosotros guarde algo en su casa, atesorando en proporción a cómo esté prosperando, para que cuando yo llegue no haya entonces que levantar ofrendas. Cuando yo esté allí, enviaré a los que vosotros aprobéis por cartas, para llevar vuestro donativo a Jerusalén. (1 Corintios 16:1-3)

Simplemente un poco de Biblia y estudio histórico, debería mostrar que lo que Pablo guardada, era comida para los creyentes en Jerusalén, que estaban pasando por un tiempo de hambre.

Hechos 11:27-30 nos cuenta que: “ En aquellos días descendieron unos profetas de Jerusalén a Antioquía. Y se levantó uno de ellos, que se llamaba Agabo, y dio a entender por el Espíritu que iba a ocurrir una gran hambre en toda la tierra habitada. (Esto sucedió en tiempos de Claudio.) Entonces los discípulos, cada uno conforme a lo que tenía, determinaron enviar una ofrenda para ministrar a los hermanos que habitaban en Judea. Y lo hicieron, enviándolo a los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo.”

Sólo un pequeño estudio de la historia, usando diccionarios bíblicos y mapas cronológicos y encontramos a Claudio Cesar reinando del 41 al 54 CD. Según los eruditos 1ª de Corintios se escribió, al final del reinado de Claudio. ¡La “ofrenda para los santos” fue un programa voluntario de ayuda, ofrendas que serían distribuidas para mitigar el hambre y la angustia de otros creyentes!

¡Nuevamente, no oímos la palabra “diezmo.” de hecho, si vamos a una concordancia y buscamos la palabra “diezmo” o “diezmos,” y buscamos en las epístolas pastorales de Pablo, y en las cartas donde deja instrucciones a los líderes de cómo manejar los negocios de la iglesia, falló en mencionar estas dos palabras tan siquiera una vez. Esto nos debería decir algo.

Jesús Nunca Recibió Diezmos

La vida de Jesús debería ser el ejemplo para nosotros sobre el dar. Si Él cobró diezmos, quizás, un pastor podría tener un argumento razonable para recaudar diezmos, pero Él no lo hizo. “Porque conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que siendo rico, por amor de vosotros se hizo pobre, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.” (2 Corintios 8:9) “Sanad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, echad fuera demonios. De gracia habéis recibido; dad de gracia.” (Mateo 10:8)

Hay algunos quienes razonan que Jesús es el Sumo Sacerdote según el orden de Melquisedec, y como Abraham le ofreció diezmos, los pastores deberían recibir los diezmos porque, siendo una parte de Cristo, son parte de ese sacerdocio. Por lo tanto, ellos deberían recibir esos diezmos. Aunque por encima tiene un aro de racionalidad, hay agujeros suficientes en esta línea de razonamiento como para hundir un buque.

Como mencionamos antes, Abraham diezmó únicamente los despojos de guerra y él no se guardó el resto. El dio casi todo, mucho al rey de Sodoma. Además, los ministros Cristianos hoy no pueden llamarse sacerdotes como Melquisedec. Este sacerdocio no es “transferible” “Pero éste, porque permanece para siempre, tiene un sacerdocio perpetuo.” (Hebreos 7:24) La interpretación literal de este pasaje en Griego significa “un sacerdocio que no pasa de uno a otro.” Nadie puede suceder a Melquisedec. Jesús es el único que puede tomar esta posición. Los ministros aquí sobre la tierra, hasta los buenos mueren, probando que su sacerdocio aquí sobre la tierra tienen un fin.

Para hacer la cuestión aun más difícil para los que rehúsan dejar su lujuria por el dinero para financiar sus reinos, Pedro nos dice que la llamada – ekklesia, la iglesia es “linaje escogido, real sacerdocio” (1 Pedro 2:9) ¡Somos todos nosotros! Usted es un sacerdote. ¿Se suponen que todos nosotros nos demos el diezmo el uno al otro? Seguro que ese no es el diezmo que los pastores quieren. Ellos quieren que su diezmo sé lo de a ellos. Pero según su propio razonamiento, usted tiene el mismo derecho a exigirle a ellos que le den el diezmo a usted, porque usted es parte del mismo sacerdocio.

Yo mencioné a principios de este artículo que los que enseñan a diezmar como un principio o ley del Nuevo Pacto son realmente los que están robando a Dios. ¿Cómo? se preguntará usted. Muchos pasajes de la Escritura lo dejan bastante claro, bajo el Nuevo Pacto, hay un nuevo templo, nuevo sacerdocio, y una nueva ley. El Antiguo Pacto tenía Levitas y sacerdotes, el Nuevo Pacto tiene apóstoles, profetas, evangelistas, pastores, y maestros. El Nuevo Pacto dio “dones de hombres.” (Efesios 4:8) Y a través del Espíritu Santo dio “dones a los hombres” Encontramos algunos de ellos enumerados en 1ª de Corintios capítulo 12. Esta es la lista principal que Pentecostales y Carismáticos usan para probar que los dones sobrenaturales son para hoy. Desgraciadamente, muy pocos son conscientes de la otra lista de dones, igualmente necesarios y también en el Nuevo Testamento. Hallamos esa lista en Romanos 12:4-8. Los no – Carismáticos y Pentecostales probablemente estén más familiarizados con esta lista. Uno de los dones enumerados es el don de dar.

“De manera que tenemos dones que varían según la gracia que nos ha sido concedida: Si es de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; si es de servicio, en servir; el que enseña, úselo en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que comparte, con liberalidad; el que preside, con diligencia; y el que hace misericordia, con alegría.” (Romanos 12:6-8)

Ahora si el Espíritu Santo reparte los dones como Él quiere, los diferentes miembros del cuerpo hacen cosas diferentes y son equipados de manera diferente para hacer su trabajo. Ahora, los proponentes del diezmo exigen, el 10 por ciento de los ingresos de todos, pero hay a quien se le da específicamente el “don de dar.” Que tal si Dios bendice a un hombre, que se mete en un negocio y lo hace billonario. Al darle Dios el don de dar, le pide que dé el 99 por ciento de lo qué gana, pero a él le enseñaron que si da el diezmo es magnifico, no dará realmente la cantidad plena qué Dios lo llamó a dar! El hombre entonces acaba presumiendo por dar su 10%, es nominado para tesorero de la iglesia, y aún no tiene la plenitud del don que se le ha dado para bendecir el cuerpo de Cristo y al mundo.

¿Recuerde las parábolas sobre los talentos distribuidos irregularmente entre la gente? Creo que ha habido hombres y mujeres en el cuerpo de Cristo quienes deberían haber dado billones de dólares, que por la falsa enseñanza sobre el diezmo, se han quedado cortos en cumplir sus dones. Así los que enseñan el diezmo llevan a muchos a vivir por la Ley Mosaica en vez de ser guiados por el Espíritu Santo.

He encontrado muchos Cristianos quienes diezman que se sienten así mismos virtuosos. ¿Por qué?

Porque mezcla de la ley y la gracia hace que se sientan personas virtuosas, es el espíritu del Fariseo. “Gracias Señor que no soy como ellos. Ayuno dos veces a la semana y doy diezmo de todo lo que poseo. Seguro que Dios debe estar orgulloso de mí.” ¿Cómo debe ser nuestra actitud?

“Los apóstoles dijeron al Señor: –Auméntanos la fe. Entonces el Señor dijo: –Si tuvieseis fe como un grano de mostaza, diríais a este sicómoro: “¡Desarráigate y plántate en el mar!” Y el árbol os obedecería. ¿Y quién de vosotros, teniendo un siervo que ara o apacienta, al volver éste del campo, le dirá: “Pasa, siéntate a la mesa”?Más bien, le dirá: “Prepara para que yo cene. Cíñete y sírveme hasta que yo haya comido y bebido. Después de eso, come y bebe tú.” ¿Da gracias al siervo porque hizo lo que le había sido mandado? Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que se os ha mandado, decid: “Siervos inútiles somos; porque sólo hicimos lo que debíamos hacer.” (Lucas 17:5-10)

Cuando entendemos la “gracia” verdaderamente, cuando comprendemos realmente que todo lo que nosotros tenemos, nuestras cosas materiales, nuestros dones espirituales, nuestras mismas vidas son un regalo de Dios, entonces cesamos de presumir. Muéstreme un Cristiano, ministro o profano, que mezcle la Ley Mosaica con la Gracia, y yo le mostraré un Fariseo Cristiano. Lo sé. ¡Fui uno por varios años! Diezmar, debido a que no es para la dispensación de la gracia, (y el diezmo que los Fariseos modernos predican no es ni siquiera Bíblico) puede hacernos sentir personas virtuosas. Los Cristianos en la Gracia dan porque es su naturaleza, la naturaleza de nuestro Padre que hace que llueva sobre el justo y el injusto. Él sustenta todo y nosotros somos conformados a Su imagen.

Los que hoy en día enseñan el diezmo moderno roban el reposo que Dios prometió a su pueblo. Los cristianos que se afanan por guardar la Ley Mosaica, y a la vez tratan de vivir la vida de la Gracia son las criaturas más miserables. Los tormentos para sus almas son interminables.

“Temamos, pues, mientras permanezca aún la promesa de entrar en su reposo, no sea que alguno de vosotros parezca quedarse atrás. Porque también a nosotros, como a ellos, nos han sido anunciadas las buenas nuevas; pero a ellos de nada les aprovechó oír la palabra, porque no se identificaron por fe con los que la obedecieron. Pero los que hemos creído sí entramos en el reposo, como él ha dicho: Como juré en mi ira: “¡Jamás entrarán en mi reposo!” aunque sus obras quedaron terminadas desde la fundación del mundo. (Hebreos 4:1-3)

Como puedes ver, los Cristianos guiados por el Espíritu Santo cesan de sus obras y entran en las obras del Señor, preparadas para ellos desde la fundación del mundo. El diezmador no puede entrar en éste reposo. Ellos siempre están dando para algo que construirá el reino del hombre, algo que producirá orgullo y no frutos de justicia.

Cualquier trabajo que nuestro Padre nos dé para hacer, Él también nos dará los medios para hacerlo. Son Sus obras y nosotros somos bendecidos al participar en ellas. No hay que luchar aunque los trabajos sean difíciles. Pero los trabajos, que vienen de esa mezcla de gracia y ley, a la cual pertenece esta moderna enseñanza del diezmo, son trabajos verdaderamente pesados, excepto quizás para el que se lleva los beneficios de ellos, y los usa para construir su propio reino según su programa – un reino hecho a la imagen del hombre y que está destinado a fracasar. Babilonia ya no está siendo reconstruida por los antiguos Babilonios; la torre de Babel ha sido tomada por el Cristianismo.

La mayoría de los Evangélicos, Pentecostales, o Carismáticos nacidos de nuevo, sienten que son “guiados por el Espíritu Santo.” Este es el ambiente en que he pasado buena parte de mi vida Cristiana. Pero hay tanto engaño en esto, como el que hay en las denominaciones que la mayoría de Cristianos nacidos de nuevo llaman muertas. El espíritu religioso y el Espíritu Santo no son los mismos. Necesitamos pedirle a nuestro Padre humildemente, que nos revele la diferencia.

La Iglesia de un Trillón de Dólares

El sistema Estadounidense de iglesias mediante sus millares de planes para reunir dinero, ha acumulado más de un trillón en acciones, bonos, fondos mutuos, programas de seguros, bienes raíces, etc. Los intereses que pagan por las hipotecas de sus edificios podrían alimentar literalmente a todos los pobres del mundo! Los medios engañosos que miles de pastores usan para levantar dinero, del que el diezmo moderno es uno de ellos, ha agotado nuestro país de recursos que pueden bendecir tremendamente al mundo. Pero la iglesia está asentada sobre el dinero. Ahora comienzan a esquilarse a sí mismos.

Recientemente, centenares de las principales organizaciones Cristianas perdieron millones de dólares que invirtieron en un fondo llamado “Nueva Era.” Era una estafa llamada “proyecto Ponze”. Un evangélico, llamado Bennett, mencionando nombres como Billy Graham y Rocherfeller, convenció a la mayoría de los principales ministros Protestantes para invertir como unos 500 millones de dólares en un fondo, les prometió doblar su dinero en un periodo de 6 meses. Ahora nadie con un poco de sentido común olería algo inapropiado aquí, especialmente cuando los Cristianos conservadores deberían mirar a las inversiones conservadoras que comúnmente dan un rendimiento de inversión bajo.

Pero la plana mayor de los ministros Cristianos invirtió centenares de millones de dólares en un fondo comenzado por otro Cristiano, cuyo único propósito al establecer el fondo, fue estafarlos de su dinero o debo decir “el dinero del pueblo” Las autoridades federales finalmente lo cerraron, pero no antes de que millones de dólares se perdieran.

La persona que enseña a diezmar, le roba al pueblo de Dios el privilegio de escuchar a Dios por sí mismos acerca de qué y a quien dar cada día.

Alguien que paga sus impuestos, y da el 10 por ciento de sus ingresos a su pastor, más ofrenda para las misiones, fondo para el edificio, compra de pasteles y ventas de objetos usados, etc., porque la ley o la tradición de su organización le presiona para que lo haga, puede desarrollar la actitud de que su generosidad termina en el plato de las ofrendas. Agotan sus finanzas de tal manera, que cuando Jesús llega a su puerta para pedir un pedazo de pan, su respuesta podría ser, “Oh, Yo ya di a la iglesia”

¡Leyes tales como el diezmo moderno, instituidas por ministros ignorantes o engañadores impiden que los hijos de Dios oigan lo qué deberían hacer día a día! ¡Sí, Señor o Señora, Reverendo, Profesor del diezmo, usted roba al pueblo de Dios, a Dios y al mundo, de las bendiciones que Él quiere derramar sobre ellos y mediante nosotros! ¡Ahora pare y arrepiéntase! ¡Su misericordia es para siempre! ¡Vaya a la fuente de la Gracia, y descubra como entrar usted mismo en Su reposo! Entonces y sólo entonces puede conducir a las ovejas de Dios para que descansen. ¡Hasta entonces todo lo que hará es trasquilarlas y comérselas!

“Oh hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel. Profetiza y di a los pastores que así ha dicho el Señor Jehová: ‘¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos! ¿Acaso los pastores no deben apacentar a las ovejas? Pero vosotros os coméis a las mejores de ellas y os vestís con la lana. Degolláis a la oveja engordada, y no apacentáis al rebaño. No fortalecéis a las ovejas débiles ni curáis a las enfermas. No habéis vendado a la perniquebrada, ni habéis hecho volver a la descarriada, ni habéis buscado a la perdida. Más bien, las habéis dominado con dureza y con violencia.” (Ezequiel 34:2-4)

“Ovejas perdidas fueron mi pueblo; sus pastores las hicieron errar. Las descarriaron por las colinas; anduvieron de monte en colina, y se olvidaron de sus prados de reposo. Todos los que las hallaban las devoraban. Y sus enemigos decían:‘No somos culpables, por cuanto son ellos los que han pecado contra Jehová, su morada de justicia; contra Jehová, la esperanza de sus padres.” Jeremías 50:6-7)

No hay absolutamente ninguna duda en mi mente, que éstos quienes mezclan laGracia y la Ley Mosaica, o peor, tuercen la Ley de Moisés para decir lo qué no dice, roban a Dios, aunque muchos no se dan cuenta de ello. También se están robando a si mismos de un merecido reposo y robando al mundo alrededor de ellos, de las verdaderas bendiciones.

Este mundo necesita Cristianos que hagan las obras que el Señor preparó antes de la fundación del mundo, no ovejas débiles, vencidas, y esquiladas que parecen que no han tenido un sólo día de descanso desde que llegaron a ser Cristianos, porque están siempre tan ocupados construyendo el reino de su pastor mientras piensan que están haciendo el trabajo de Dios.

Sí, Señor o Señora, Reverendo, Cobrador del Diezmo, ahora mismo estoy siendo muy duro. ¡Pero usted también lo ha sido! ¡Está a tiempo de detenerse! ¡Ahora!

Yo no hablo aquí desde una posición de “más santo que usted”. He sido engañado por este sistema falso y soy culpable, de haber usado a la gente para apoyar algún trabajo que he hecho. “Yo soy un hombre de labios sucios que vive en medio de una gente sucia,” como Isaías dijo. Hay una manera correcta para enseñar al Cristiano a dar. ¡No digo que tengo todas las respuestas sobre el tema, pero algunos de los métodos y técnicas que nosotros, (Cristianos en el ministerio) usamos para extraer fondos, son completamente sacrílegos!

Me sentía sucio cuando llevaba alguna visita a una iglesia mientras que tenían que escuchar al anciano, diácono, evangelista, o el pastor mismo gastar gran parte de su tiempo mintiendo para hacerles sentir culpables, y así asegurarse una buena ofrenda. “Traigan sus diezmos y ofrendas al el Señor.” Y entonces los platos, baldes, sobres, bolsas, cualquier cosa donde cupiera bastante dinero se pasaba por toda la iglesia. Por supuesto, todos podían ver si usted puso algo en el plato o no. En algunas iglesias, la presión era aún peor, ellos le hacían subir hasta el altar con su ofrenda. He estado en iglesias donde pasan el plato como 7 veces en un servicio hasta que el pastor considera que hay suficiente. Y nos preguntamos por qué la gente no quiere ir a la iglesia. En lo que a mí concierne, a ningún visitante se le debe presionar para que de cualquier cosa a una iglesia. A decir verdad, la actividad de levantar fondos debería ser tal que una visita no participe en esa actividad.

La Biblia es suficientemente clara, que el trabajo del Señor debe ser hecho por Su pueblo, no por la gente del mundo.

Las iglesias están llenas de personas que no tienen una relación viva con nuestro Padre. Ellos pueden traer dinero, pero esta mezcla siempre corrompe descendiendo a la carnalidad y no ascendiendo hacia la obra del Espíritu Santo.

Libre para Dar Libremente

¿No estando ya bajo la Ley Mosaica y sus ordenanzas, somos libres de la obligación de dar? Sí, y no. Si da por el temor que puso en usted los duros encargados de la obra (frecuentemente en forma de ministros), o da a fin de conseguir que le sea devuelto mucho más, o un sin fin de otras razones para dar surgidas del temor y el egoísmo, entonces, no dé. Él puede mantener el universo marchando sin su ayuda financiera, o de otra clase. ¡Dios no quiere su dinero! De todas maneras es de El. Somos nosotros quienes lo olvidamos. Quizás la sepultura es un buen recordatorio de ese hecho. ¿Cuánto de lo que cree que es suyo le va a pertenecer al otro lado de la tumba? Algunos de nosotros nos asombraremos de nuestra futilidad, que poco hemos reunido en esta vida. No es tarde para comenzar a reunir cosas que serán tuyas al otro lado. Pídale al Espíritu Santo que le guíe sobre este tipo de posesiones.

¡Él quiere nuestros corazones! Y cuando tiene nuestros corazones, Él los llenará de Sí mismo y nosotros daremos porque esa es Su naturaleza. Él es dador. Sin Su dar, el universo dejaría de existir. Es por darse a Sí mismo que todas las cosas son sustentadas. Él quiere darse a Sí mismo a través de nosotros. ¿Por qué? ¡Porque Él quiere bendecirnos! Él quiere que experimentemos lo qué es ser como Él. Él se derrama a Sí mismo, sobre el objeto de Su amor. Y a medida que lo damos al mundo mediante nuestra obediencia a la Ley del Nuevo Pacto, la ley de Amor (Juan 15:12-13): ( “Este es mi mandamiento: que os améis los unos a los otros, como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que éste, que uno ponga su vida por sus amigos”) damos de Su voluntad, Sus dones, Su naturaleza, Sus frutos, y participamos mientras damos. Él quiere que lo trasmitas y que lo devuelvas. 

“Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; estuve desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; estuve en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te sustentamos, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero y te recibimos, o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y fuimos a ti? Y respondiendo el Rey les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis.” (Mateo 25:35-40)

Cuando nosotros nos convertimos en un instrumento en Sus manos para bendecir Su creación, nosotros mismos somos bendecidos. En verdad es mejor dar que recibir. Él lo hizo de esa manera. La única manera en que uno puede conformarse a la imagen de Jesucristo es dando. Todos necesitamos que el Espíritu Santo nos revele lo egoístas que somos, para poder cambiar.

Oramos para que esta publicación sea útil al cuerpo de Cristo para discernir la manera apropiada de dar y ayudar, y para discernir qué tipo de actividades Cristianas apoyar. Mucho de lo qué va con el nombre de Cristo no es nada más que madera, heno, y hojarasca. Espero que sea hallado fiel con los talentos que Él le ha dado y que esta publicación le ayude a entender como dar.

Nos damos cuenta que los ministros que se arrepienten y cambian sus métodos de levantar fondos, experimentarán algunos cambios profundos. Una organización considerada como culto por la mayoría de los Evangélicos, cambio recientemente sus enseñanzas con respecto al diezmo. Solía enseñar el diezmo moderno, y años después, un segundo y tercer diezmo. Han dejado esta enseñanza. Los ingresos de esta organización bajaron un treinta por ciento en el primer año del cambio. Programas tales como el de la orquesta tuvo que ser abandonado. 

Ahí esta el obstáculo. El costo por cambiar a medios con apoyo Bíblico es muy alto. Muchos ministros no están dispuestos a dejar morir los proyectos que han comenzado. Preferirían ver al mundo morir de hambre, que desmantelar su programa de Cantata de Navidad, o su nuevo fondo para el campanario.

No podemos pensar que solamente quienes han enseñado el diezmo no bíblico tienen que arrepentirse, es importante también que aquellos que han diezmado vean claramente que sus diezmos no produjeron buenos frutos, por el contrario alejaron a muchos del Cristianismo. En otras palabras, debemos arrepentirnos todos – los que lo enseñan y los que lo dan.

En resumen, como el diezmo enseñado por las iglesias modernas no es la forma de dar en el Nuevo Testamento, no producirá el fruto del Nuevo Pacto, ni para la gente que da el diezmo ni para el “programa” en que se invierte el dinero.

¿Debemos dar nosotros? ¡Benévola y abundantemente!

¿Debemos apoyar a los que ministran el Evangelio? ¡Hasta el punto de dar “doble honor.” (Ayuda financiera)

Los que predican el Evangelio tienen derecho de vivir del Evangelio (1 Corintios 9:3-13) aunque frecuentemente se abusa.

Los Cristianos no deben olvidar nunca, que los que tienen liderazgo y los que no son líderes, todos son sacerdotes, de un sacerdocio real. Usted, mi querida hermana o hermano en Cristo, debe ser una bendición al mundo porque usted está repleto de dones del cielo y Él lo ha llamado para manifestarlos en la tierra. Es el tiempo para dejar de apoyar a los lobos vestidos de ovejas y ocuparse de los negocios de su Padre. Esto restaurará el gozo de nuestra salvación.

Esta publicación se envía gratuitamente. Puede reproducirse, sin cambiar nada ni cobrar ningún precio por ella. Hay costos relacionados al publicar este folleto. Cuando a cada uno de nosotros en el cuerpo de Cristo, se le permita hacer lo que nuestro Padre ha puesto en nuestros corazones, en vez de seguir una ley (el diezmo moderno) que nos impide ser guiados por el Espíritu, entonces los gastos para producir publicaciones como esta se proveen, sin tener que rogar por dinero todo el tiempo o exigir un “diezmo”.

“Y digo esto: El que siembra escasamente cosechará escasamente, y el que siembra con generosidad también con generosidad cosechará. Cada uno dé como propuso en su corazón, no con tristeza ni por obligación; porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo necesario, abundéis para toda buena obra.” (2 Corintios 9:6-8)

“Más bien, amad a vuestros enemigos y haced bien y dad prestado sin esperar ningún provecho. Entonces vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y los perversos. Sed misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso. No juzguéis, y no seréis juzgados. No condenéis, y no seréis condenados. Perdonad, y seréis perdonados. Dad, y se os dará; medida buena, apretada, sacudida y rebosante se os dará en vuestro regazo. Porque con la medida con que medís, se os volverá a medir.” (Lucas 6:35-38)

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar a
guest
20 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Cesar Rincones
Cesar Rincones
2 meses atrás

Buen dia, estoy muy agradecido estos 12 capítulos, me ayudaron a reforzar y confirmar lo que he estado investigando por meses con respecto al diezmo. que Dios te bendiga y nos ayude a difundir este tema que sera de edificación y libertad para muchos. hace tiempo le dije a un amigo: si realmente queremos ser prosperados en todo, debemos dejar de diezmar porque tal, trae ruina. se lo dije sin tener esta base, mas en mi corazón siempre he sentido que el diezmo en estos tiempos es una estafa. Dios me lo hizo sentir y la palabra es clara porque… Leer más »

rodrigo Azucena
rodrigo Azucena
2 meses atrás

Bendiciones por el estudio, me alegra saber que hay muchos a quien el espiritu Santo nos ha dado el entendimiento para comprender verdaderamente la escritura ya que muchos la tuercen para su propio fin.

JESUS L
JESUS L
2 meses atrás

SOLO LOS TACAÑOS, REFUTAN Y/O ESTAN CONTRA EL DIEZMO, ASI HAN DE ESTAR DISPUESTOS A DAR SUS VIDAS A LA OBRA DE CRISTO, NO SEAN DE LOS QUE HABIENTAN EL DINERO HACIA ARRIBA Y LO QUE CAIGA ES DE USTEDES, DIOS NO NECESITA DINERO DE LOS MARROS, SINO DE LOS QUE AMAN SU OBRA, LOS QUE REALMENTE LE LLEVAN EN EL CORAZON DE LOS QIE ANDAN CONFORME AL ESPIRITU Y NO CONFORME A LA CARNE, DIOS ES CREADOR DEL ORO, DE LA PLATA, ETC. ETC. CREEN QUE NECESITE SU MISERABLE DINERO, ESCUDRIÑEN LA BIBLIA Y NO BUSQUEN QUE COSAS SON… Leer más »

Ivan Peluffo
Ivan Peluffo
1 mes atrás
Reply to  JESUS L

Te lo estan explicando y sigues con tu terquedad. Eso no te hace un engañado sincero sino un engañado que le gusta que lo engañen

Juan Peña
Juan Peña
2 meses atrás

La recomendación seria que, cada tema que deseen tratar lo hagan mas seriedad, el tema del diezmo, no queda claro si se debe practicar o no. puesto que la palabra de Dios toma mas fuerza para comprender-la cuando la misma Biblia se afirma y se explica en cada tema doctrinal o vocacional como se quiera tomar, me sorprende que solo haya tomado la historia de Abrahan y deje del lado la historia de Jacob, cuando hizo pacto con Dios y le dijo que el daría los diezmos de todo lo que el Señor le diera como considerando que es Dios… Leer más »

Gerson Arreola
Gerson Arreola
2 meses atrás

la palabra es fiel y la tenemos que cumplir nos guste o no fue declarada por Dios y Dios no Hombre para que mienta ni hijo de Hombre para que se arrepienta la les ya no esta escrita en tablas de piedra si no que ahora esta escrita en nuestros corazones y si no la queremos cumplir es porque buscamos una excusa para no cumplir con lo que Dios te pide. para mi es el Diezmar por amor por lo que conosco de mi Dios y no solo el 10% sino que el amor lo entrega todo no por obligacion.

osman
osman
26 días atrás
Reply to  Gerson Arreola

lo q pasa es q la ley grabada en piedra no es la ley grabada en los corazones. la ley grabada en piedra son los 10 mandamientos y su demas preceptos en cambio la LEY grabada en el corazón es la LEY DEL AMOR . por la cual seremos juzgados : tuve hambre sed frío ni me ayudaste .

hectorini martinez
hectorini martinez
2 meses atrás

oops: pues no se como expresarlo pero como podemos apoyar al la persona que nos pide ayuda y que de verdad lo necesita cuando son de nuestra o grupo de discípulos y como pagar cuando requerimos de algo xxx que se necesita para la congregación si estamos en una situación global bien mail $$$$ ( QUIEN AYUDA)

Ed Perez
Ed Perez
2 meses atrás

hay que tomar en cuenta que el dizmo fue establecido muchoo antes que Dios lo hiziera una ley, sin embargo en ningun momento el Señor lo desaprobo Gn.28.22 el diezmo en si era un impuesto que se le daba a los reyes de aquel tiempo. Gn 14:20. asi que era una responsabilidad del ciudadano

Anibal Vega
Anibal Vega
2 meses atrás

Exelente articulo que descubre sin lugar a dudas la diferencia entre legalismo y la gracia en este aspecto y en realidad en todos los aspectos,,, muchas gracias y saludos desde Chilpancingo Gro.En la iglesia a donde asisto aun hay este problema se llama Cominidad Cristiana A.R. les ruego sus oraciones….

Lucia
Lucia
2 meses atrás

podria con todo respeto usar su comentario en un blog? hace siete años, una mañana leía gálatas 3:10 y alli ocurrio algo que no podia creer que estaba saltando en mi corazon y mi mente. Se que por este tema no podre servir en mi iglesia como desearia, pero no importa, no pienso cumplir falsas doctrinas.Aunque saben como pienso jamás se acercaron a mi para decirme lo equivocada que estoy, obiamente no pienso cambiar de opinion respecto al diezmo, porque El Señor fue muy claro esa mañana. Gracias por poder compartir este comentario, ya que no puedo compartir esto con… Leer más »

Diezmador
Diezmador
2 meses atrás

creo que alguien debería revisar sus conocimientos de matemáticas, y sobre la lengua a fin de conocer el significado de la palabra DIEZMO. si bien es cierto que las cosas espirituales han de dicernirse espiritualmente, no menos cierto es que nadie tiene derecho a tomar licencia en esta aceveración para cambiar significados a las palabras escritas en La Biblia; pues, de este modo, La Biblia no dice nada o dice todo lo que querramos.

Ofrendas
Ofrendas
2 meses atrás

ni el diezmo ni las primicias la vemos en la iglesia primitiva, y aun los versiculos que hablan sobre la ofrenda. tales como. El ama al dador alegre, cada quien dar como propuso en su corazon, El da semilla al que siembra, separar segun prosperemos.. si los leemos bajo un contexto son para los pobres.. no hay versiculo que sustenten el apoyo al edificio donde nos reunamos. ademas no habia pastores profesionales, ahora los hay por causa de que los creyentes no estan ejerciendo su sacerdocio…. como ahora la iglesia del Señor se reune en edificios grandes por la cantidad… Leer más »

Ameda
Ameda
2 meses atrás

La verdad es que tengo mas de 15 años de ser cristiano evangelico y hasta hace poco me estoy dando cuenta de estas grandes verdades y profundidades de la Biblia y también comparto que el diezmo ya no aplica para nosotros; sino solamente las ofrendas. De igual manera estoy comprendiendo que nuestro cristianismo es neotestamentario y lo del antiguo nos sirve como referencia o ejemplo, me queda claro que ya NO estamos bajo la Ley Mosaica. Cualquiera que quiera escribirme para ampliar el tema a: amedavila@hotmail.com

Debemos Diezmar
Debemos Diezmar
2 meses atrás

Referente a los diezmos,fueron introducidos con la ley de Moises, pero en ese tiempo no existia el dinero,por eso se diezmaba en cosas, Dios a la vez del diezmo reclamaba a las iglesias que tenian que mantener a las viudas,huerfanos y desamparados, además del sacerdote, pero de eso no dicen nada los pastores, es una obligacion de Dios en la ley, pero Jesucristo trajo la Gracia, que es la misma ley, pero mas humana, mas liviana, mas ligera, entonces debemos de dejarnos llevar y hacer, según nuestra conciencia y no olvidar que el pastor se merece un sueldo y seguridad… Leer más »

Diezmo Abolido
Diezmo Abolido
2 meses atrás

porque perder el tiempo en contradicciones porque no mejor dedican su tiempo sus recursos a salvar almas. respeto su punto de vista pero me parace que seria mejor hacer algo por las personas que necesitan ser restauradas.

Panama
Panama
2 meses atrás

Saludos, es fuerte el mensaje de que la verdadera iglesia de Cristo de padecer persecucion y pruebas, hoy en dia aqui en Panama solo se predica de la bendicion y abundancia, mantienen a las ovejas engañadas con cine,presentaciones musicales entre otras, celebran festivales de abundancia, y el corazon de estos partores esta apartado totalemente de la verdad, yo he visitado muchas iglesias y he salido decepccionado, ya que lo que yo leo es una cosa y en estas iglesias no tienen la verdadera palabra de Dios en su corazon, me he desviado del camino y la verdad me gustaria encontrar… Leer más »

Daniel Cohen
Daniel Cohen
2 meses atrás

El diezmo ¡si esta abolido!, por ser uno de los mandamientos de la Ley Mosaica, y hoy vivimos bajo el Nuevo Testamento, o la Ley de la Gracia, “y en Jesus todas las cosas son hechas nuebas”, ademas los que cobran diezmos, son todos Gentiles, y nada tienen que ver con el Judaismo, tampoco el verdadero diezmo Judio, jamas fue dinero, y eran especies, granos, cereales, y animales, que eran dados a los sacerdotes del Templo en jerusalen, y una vez en el año.

Josue Guerra
Josue Guerra
2 meses atrás

Dios los bendiga. La paz sea con ustedes. He leido sus comentarios y me parecen de lo mas interesantes, pero tengo duda referente a que organizacion o movimiento pertenecen. Si no es mucha molestia, favor de aclararme cuales son sus creencias o puntos doctrinales. Les sugiero que lo publiquen, para que lectores como yo podamos tener mas confianza cuando leemos sus comentarios y poder compartirlos en nuestras actividades. Felicito al escritor. Es muy centrado y hasta el momento no he visto ningun error doctrinal. Si es interesante ver que no se apegan a las tradiciones y costumbres que todo el… Leer más »

Juan
Juan
2 meses atrás

Si nos quedamos con la explicacion que los pastores asalariados nos dan los domingos o cada vez que la economia de la congregacion anda mal, por supuesto que lo hacen ver como una obligacion. Pero si ESTUDIAMOS la palabra de Dios desde el antiguo al nuevo testamento y analizamos las circunstancias en la que Malaquías 3:10 fue escrito veremos que las cosas son diferentes. Mejor estudiemos con un corazon abierto este estudio, sin prejuicios, sin ideas preconcevidas y veran que el diezmo no es obligatorio.

Contenido del Libro

20
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
⇈ SUBIR

Suscríbete

Recibe notificaciones sobre nuevos estudios y publicaciones.